Miércoles, 22 Diciembre 2021 14:36

Directora del Depto. de Filosofía UMCE realiza dos clases-conferencias en Máster en Pensamiento contemporáneo y tradición clásica de la U. de Barcelona Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La Dra. Marcela Rivera compartió los resultados de su investigación doctoral Figuras anómalas de la lectura en el pensamiento contemporáneo.

La directora del Departamento de Filosofía, Dra. Marcela Rivera, fue invitada a realizar dos clases en el Máster en Pensamiento contemporáneo y tradición clásica en la Universidad de Barcelona, España.

La académica desarrolló las sesiones de manera online donde abordó su investigación Figuras anómalas de la lectura en el pensamiento contemporáneo, tras la invitación realizada por la Dra. Laura Llevadot, profesora de Pensamiento Contemporáneo y coordinadora del programa de la institución española.

Fue una oportunidad profundamente valiosa que me permitió compartir los resultados de mi trabajo de investigación doctoral en un espacio universitario estimulante y vitalizado. Admiro el trabajo de la Dra. Llevadot, cuya investigación se centra en el pensamiento contemporáneo de la alteridad, la deconstrucción y las derivaciones ético-políticas del pensamiento postmetafísico, asuntos que son de relevancia no solo para mi propia trayectoria investigativa, sino que forman parte de las apuestas que atraviesan el proyecto formativo de la Carrera de Filosofía de la UMCE”, explica la directora Rivera.

La profesora destaca el valor de compartir con ella en estas sesiones en formato clase-conferencia. "Junto a su trabajo de escritura filosófica (su último libro Jacques Derrida: Democracia y Soberanía, fue publicado el 2020), Laura Llevadot fue la impulsora del festival de filosofía «Barcelona Pensa» y es Directora de la colección de Editorial Gedisa sobre Pensamiento Político Postfundacional que, con el título Concebir la política de otra manera, ha publicado valiosos trabajos en torno a autores decisivos del pensamiento político contemporáneo", agrega.

-¿Cómo fue la experiencia?

- La Dra. Llevadot me contactó por mi trabajo sobre las formas de la lectura, para que en el marco del curso Metodologías de la Investigación, pudiera profundizar en la pregunta por el vínculo que se establece entre el pensamiento y la lectura, recogiendo el envite de algunos pensadores contemporáneos que nos han enseñado que un modo de leer resulta indiscernible de una manera de pensar. Los nombres propios con los que trabajo–Benjamin, Blanchot, Derrida, Barthes- remiten a una estirpe de admirables e infatigables lectores, cuyas firmas han quedado anudadas a nuevos modos de leer y de pensar la lectura. Se trata de pensadores que nos confrontan al hecho de que la lectura, ella misma, se deja leer de múltiples maneras, y que en sus modos de desplegarse se pone en liza una decisión respecto de las potencias que alberga para el propio ejercicio del pensamiento: una forma de leer es, para cada uno de ellos, indisociable de un modo del pensar.

Mi investigación se titula "Figuras anómalas de la lectura en el pensamiento contemporáneo", puesto que se detiene en ciertas fórmulas paradojales de la lectura que estos autores acuñaron en estrecha relación con la experiencia literaria: “Leer lo que nunca fue escrito” (Walter Benjamin); “Leer en el libro la ausencia del libro” (Maurice Blanchot); “Leer levantando los ojos del libro” (Roland Barthes); “Leer lo ilegible” (Jacques Derrida). Mi propósito fue reafirmar la potencia pensativa de estas figuras que pueden constelarse en función de su extrañeza, entendiendo que ellas nos avisan de la eclosión de nuevas formas de leer. Es por tanto una invitación a repensar nuestras concepciones y prácticas de lectura y escritura. De ahí que compartir este trabajo con los/as estudiantes del Máster haya implicado tocar con ellos/as una cuestión decisiva para el ejercicio filosófico, y la fecunda discusión que sostuvimos en las dos sesiones ratifica mi convicción de que eso que llamamos filosofía es fundamentalmente la experiencia de volver a aprender a leer. Tengo la alegría de que Willy Thayer, Dirección de Ediciones Macul, me ha invitado a publicar esta investigación como libro, así que espero que estas figuras anómalas encuentren allí un espacio para expandir, vía la lectura, las posibilidades del pensamiento.

Coloquio internacional

La directora también participó en el Coloquio Internacional "Filosofar en el autoritarismo", organizado por el Centro de Investigación en Religión y Sociedad de la Universidad Católica del Maule. La actividad se realizó pocos días antes de las elecciones presidenciales, por lo que fue un espacio para reflexionar sobre el momento histórico de Chile y el mundo.

El coloquio abre en su mismo título la necesidad de una toma de posición por parte de aquellos/as que nos dedicamos al ejercicio de la filosofía respecto de las violencias que están aparejadas a las diversas formas de autoritarismo, en especial aquellas que hoy coexisten formalmente con el régimen democrático, aun a riesgo de dinamitar las posibilidades de la vida democrática por dentro. La coyuntura electoral exigía reticularse, como lo hicieran antes diversos premios nacionales, académicos/as y artistas que advertían de la regresión autoritaria que representaba la propuesta presidencial del candidato del Frente Social Cristiano”, detalla la directora.

Para quienes nos dedicamos a la filosofía, preguntarnos qué puede el pensamiento ante las diversas violencias que recaen sobre nosotros/as es sin duda un asunto crucial, acaso nuestra primera tarea. ‘Si para algo sirve la filosofía -dice Alain Badiou- es para alejar de nosotros el cáliz de las pasiones tristes’. Es esta vocación la que define la condición política de la filosofía en tanto que siempre implica una pregunta por la vida en común y sus posibilidades. Solemos pensar lo común desde la lógica de la fusión, pero todo uso de la primera persona del plural («nosotros, que hablamos la misma lengua», «nosotros, que pertenecemos a una misma cultura, a una misma religión, a una misma civilización», «nosotros, que pertenecemos a un mismo pueblo, que queremos defender nuestra comunidad») comporta una obturación de las composiciones vivas, movientes, que trenzan los modos de estar los-unos-con-los-otros. Por eso, en este caso, se tornaba urgente interrogar la acechanza de las formas de odio - clasismo, racismo, violencia patriarcal y sexista, homofobia- que representa la figura de Kast. De ahí que participar en esta instancia de diálogo y reflexión organizada por la UCM también sea una forma de afirmar las apuestas vitales de la filosofía, sus capacidades de resistencia, sus potencias de transformación. Javier Agüero lo dice bellamente en un texto aparecido en El Desconcierto el 18.12.2021, que lleva el título del encuentro: ‘Filosofar «en» el autoritarismo’: ‘pocas veces se conjugan voces para decir: aquí está la filosofía, como ecosistema de resistencia, tal como lo escribía Michel Foucault: «Crear y recrear, transformar la situación, participar activamente en el proceso, eso es resistir»’”, señala.

-¿Cuál es la importancia y el impacto de participar en instancias como estas?

- Asumí las tareas de secretaría académica el año 2018, y ahora las de dirección, porque tengo una profunda admiración por el proyecto de la escuela de Filosofía de la UMCE y su tarea de formación de profesores y profesoras capaces de habilitar experiencias de pensamiento que permitan activar disposiciones vitales fundamentales: la apertura a la alteridad y la diferencia y la capacidad de leer de nuevos modos el mundo que habitamos con vistas a su transformación. En ese marco, la pregunta que instala el movimiento feminista respecto de las violencias y el reparto desigualitario que ha marcado la inserción de las mujeres en el espacio de lo público me exige tomar lugar y posición en el reparto de las voces que se articulan desde la universidad.

Por eso, participar de instancias como estas me permite hacer varias cosas a la vez: por una parte, introducir una torsión respecto de las prácticas de exclusión y/o subordinación que han recaído sobre las mujeres. Cada vez que una de nosotras ejercita sus potencias intelectivas e imaginativas en la escena pública construye una nueva memoria, ya no supeditada, sino emancipatoria, para las mujeres que vendrán; por otra parte, me permite visibilizar un cierto modo de hacer filosofía que es también un modo de estar en común y que me parece decisivo para el proyecto formativo de la escuela; finalmente, considero que a pesar de que a ratos resulte difícil conciliar las labores de gestión con la actividad académica, es fundamental para mí no abandonar la posibilidad de encontrarme con otros y otras en la afirmación del deseo de pensar, leer, escribir e imaginar que definen nuestro oficio.

Visto 651 veces Modificado por última vez en Jueves, 23 Diciembre 2021 03:45
off liceo a5