Sala Nemesio Antúnez - Tukulpazugun " Imágenes para una memoria abierta

 

  “La noción de que la sociedad chilena tiene una “deuda histórica” con los mapuche corresponde a la realidad. Al fin y al cabo, eran los originales pobladores de la tierra y fueron tratados_ en forma sucesiva por la Republica- de una manera injusta y lesiva para su dignidad, intereses y cultura”. Gonzalo Vial Correa (2000), citado por Pedro Cayuqueo en La tercera 16 de Enero 2016.

 

 

 

III. En una primera instancia la obra de Danilo fija la mirada en la contingencia vital del pueblo mapuche, diezmado y empobrecido en las periferias urbanas de nuestro país. Ahora en una profundización en las huellas de la historia, nuestra historia, Danilo focaliza su trabajo en la investigación y seguimiento de aquellos mapuches detenidos desaparecidos. Es ya común hablar de “los detenidos desaparecidos” cuyo retrato en fotocopia es la imagen indexial de las victimas, esta imagen es ya casi un genérico sin identidad específica, es uno y son todos a la vez, pero si nos aproximamos a una de ellas se nos asoma la pequeña historia e identidad del personaje específico. Por ello esta imagen genérica nos juega una mala pasada al asumirse como la de un colectivo que en verdad no lo fue más que por el hecho de compartir un mismo destino,  la desaparición y oscura muerte. Pero hubo casos de casos y en nuestra historia el pueblo mapuche llevó las de perder, por que si bien es cierto que el ensañamiento fue más brutal contra las clases humildes y desprotegidas, lo fue aún más contra aquel que era de origen mapuche, que una vez más, es sumido en la invisibilización identitaria de su etnia.  La mirada de Danilo hurga entre esas fotografías y devela identidades, las convierte en presencia y nos las evidencia desde esas imágenes-memoria que constituyen su propuesta y obra. Memorias de humo que  nos inducen a mirarnos a reflexionarnos como cultura país.

La presente curatoría recoge la obra de Danilo como un mudo documento de esas historias que como parte de la nuestra, nos obliga a educarnos en ellas con la idea de respetar y defender la diversidad elevándola al nivel de un valor. Que más allá de su atracción exótica inmediata y de los reflejos condicionados de conservación y demagogia política, debiéramos transformarla en categoría de pensamiento.

Finalmente quisiera hacer hincapié en el valor de instalar esta muestra en un espacio de reflexión universitaria dando un paso más en la aproximación e integración cultural.

David Cristian Benavente Millán

Artista visual /académico universitario

Magíster en Evaluación Educacional UPLA-Chile

Doctor en Artes Visuales UPV- España

 

 

 

GALERÍA DE IMÁGENES

 

 

ta
logo pace2
Icon
s info ta