Miércoles, 06 Enero 2016 00:00

Colectivo "Ludoteca La Pirueta" de la UMCE realiza talleres de autoformación Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Un taller de autoformación, donde compartir conocimientos y prácticas aprendidas durante el año realizaron estudiantes del Colectivo "Ludoteca La Pirueta" de la UMCE, espacio que promueve el juego libre y colaborativo.


En esta oportunidad y en el marco de un proyecto financiado por fondos del Concurso de Proyectos de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) de la UMCE, y denominado "Docentes que se la juegan: jugar, crear, poder popular", se abrió un nuevo espacio de juego colaborativo al interior de la Ludoteca, cuestión que según sus organizadores "servirá para potenciar un juego que más allá de la competencia, estimule a niñas y niños a jugar fijándose metas colectivas y colaborativas".

Según explicaron, por primera vez, ludotecarias y ludotecarios propusieron generar un taller de autoformación, para poner en común conocimientos y prácticas aprendidas durante el año que llevan como colectivo. Desarrollaron dos talleres: ‘Introducción al Juego’, que buscó compartir las bases del juego colaborativo y colectivo, y ‘Lectura por placer en un espacio lúdico’. A la jornada también asistieron niñas y niños del jardín Remultrayen, del Pedagógico, quienes tuvieron una tarde de juego y risas.

Camila Saavedra, integrante del Colectivo, señaló que la motivación por desarrollar este taller de autoformación surgió "porque es necesario que educadoras y educadores reconozcan en el jugar una propuesta paradigmática; es decir, hay un juego que promovemos y otro que rechazamos, ¿qué juego promovemos? Promovemos el juego colaborativo, que permita a niñas y niños fijarse propósitos comunes y cumplirlos en conjunto. En este sentido, comprendemos que mientras los niños juegan reconocen su corporalidad, sus habilidades y evidencian sus sueños y fantasías".

Otra miembro del equipo, Amparo Lobos, agregó que "el capitalismo cognitivo ha tendido a pensar que jugar es una forma eficiente de aprender, esta idea de aprender jugando. Queremos hacer ver a los futuros educadores que el juego es un acto de aprendizaje y, por lo tanto, el espacio lúdico debe ser generado para que niñas y niños se desenvuelvan en él sin mayores instrucciones, ni reglas ni propósitos de aprendizaje fijos".

A su vez, Pedro Riquelme relató que "durante nuestra experiencia, por ejemplo en el voluntariado del Norte pudimos ver que niñas y niños son capaces de crear sus propias reglas, de escucharse jugando, de proponerse objetivos comunes y sentirse desafiados. Suele pasar que requieren de nosotros al comienzo, para entender cómo desenvolverse en el espacio lúdico, pero pronto dejamos de ser necesarios porque ellos juegan desde ellos mismos".

Dentro de los desafíos próximos del colectivo, están la postulación a fondos concursables, no sólo dentro de la Universidad, sino también fuera, “con el fin de mejorar su espacio lúdico, que hasta este momento había sido en base a la autogestión”. Además, esperan colaborar en la conformación de espacios lúdicos, ya sea ayudando a organizaciones amigas o dentro de espacios de educación formal como escuelas o centros educativos, concluyeron.

 

Visto 1187 veces
off liceo a5