Martes, 19 Junio 2018 02:17

Investigadores de Entomología UMCE participan en publicación que reúne últimos avances de la epigenética Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El trabajo muestra cómo estas pequeñas moléculas estarían relacionadas con cambios en respuesta al ambiente y la evolución de los organismos.

“The Importance of ncRNAs as Epigenetic Mechanisms in Phenotypic Variation and Organic Evolution” es el nombre del artículo que los académicos investigadores Daniel Frías y Cristian Villagra, del Instituto de Entomología UMCE, publicaron recientemente en “Genome Invading RNA Networks”.

La publicación, editada por Guenther Witzany y Luis Villarreal, es una “una nueva comprensión paradigmática de la evolución, descubrimientos asociados a la genética, la generación de códigos, factores genoma-aparentes, las redes de ARN, virus y otros operadores naturales de contenido genético”.

Según detalló Daniel Frías los temas recopilados tienen relación con “pequeñas moléculas (denominadas ARNs no codificadores (ncRNAs)) que se localizan en una zona del genoma que se creía era inservible, y que sin embargo se ha descubierto en la actualidad que pueden regular la expresión de los genes como lo hacen las proteínas”.

Estos ARNs, añadió, “forman parte de lo que se ha denominado el Epigenoma que constituye una interfase entre el ambiente y el genoma: Estas moléculas se movilizan por el genoma y entre sus innumerables funciones se cuenta el bloqueo de la acción de virus y elementos genéticos transponibles. La alteración de estas moléculas puede producir enfermedades como el cáncer”.

El artículo, puntualizó, está enfocado en “la importancia que han tenido estos ncRNAs en la generación de nuevos mecanismos de variación genética, en la plasticidad fenotípica y en la evolución orgánica. Pensamos que mucha de la variación epigenética puede heredarse de una manera diferente a los Principios Mendelianos Clásicos: es decir, producto de factores ambientales se pueden producir cambios epigenéticos en los cromosomas que pueden heredarse transgeneracionalmente, por lo que se deduce que el ambiente juega un rol muy importante en este tipo de herencia, y es lo que se ha denominado "Herencia Neolamarckiana"”.

Estos conceptos, dijo, "los extrapolamos para explicar el origen de nuevas especies. Es decir, en poblaciones naturales, al interactuar con el ambiente modificarían su epigenoma sin que se altere la estructura de su genoma (ADN), surgiendo así nuevas especies”. La epigenética, contextualizó, es una nueva disciplina de la genética, que “está revolucionado la medicina, la psicología, la psiquiatría y también la educación, a través de la neurociencia, pero es necesario incorporar a la neurociencia el componente epigenético, con el fin de comprender mejor una serie de procesos regulatorios que ocurren durante el desarrollo del sistema nervioso central".

Se requiere además, "incorporar estos nuevos conceptos en los planes y programas de la educación media y también en las Universidades que forman profesores. De esta manera se podría cautelar y justificar mejor que en estas instituciones exista el ambiente apropiado que permita una interacción positiva entre todos los actores del sistema educativo para propender a una mejor educación y evitar alteraciones de la conducta que pueden ser irreversibles en las generaciones futuras. Una privación sensorial en un niño, provocada por un ambiente escolar desfavorable puede alterar la formación de circuitos neuronales importantes en el aprendizaje y adquisición de habilidades. Por lo tanto, es preciso crear una nueva disciplina multidisciplinaria: La Epigenética Educativa”, describió.

Daniel Frías destacó que el artículo –apoyado por la Dirección de Investigación de la UMCE, DIUMCE- ya registra más de 2.500 visitas y que ha sido revisado prácticamente en todos los continentes.

Para acceder al artículo, ir a
http://journal.frontiersin.org/researchtopic/5459/pdf

 

 

Visto 864 veces Modificado por última vez en Martes, 19 Junio 2018 02:31
off liceo a5