Martes, 26 Mayo 2020 20:14

Académico UMCE en conversatorio "Currículum escolar y crisis sanitaria. ¿Nuclearización o priorización curricular" Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Hizo un llamado a transformar el rol docente para convertirlo en un sujeto capaz de interpretar y de producir curriculum junto a su comunidad.

Miguel Caro, docente de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación y asesor pedagógico del Colegio de Profesores, participó en el conversatorio "Currículum escolar y crisis sanitaria. ¿Nuclearización o priorización curricular", organizado por el Grupo de Investigación en Políticas e Innovación del Currículum (GPIC). El encuentro se realizó en el marco de la propuesta del Ministerio de Educación sobre priorización curricular, para dar respuesta a las necesidades educativas en el contexto de pandemia.

El conversatorio contó con las exposiciones de Luis Osandón (Universidad de Chile) y Miguel Caro (UMCE) y los comentarios de Alejandra Arratia, directora de Educación 2020 y Mónica Luna, directora de Educación de la Corporación Municipal de Peñalolén.

En su presentación el profesor Miguel Caro Ramos recordó la crisis de sentido que afecta a la educación chilena: “no estamos frente a una crisis de aprendizaje, sino de qué es lo que estamos entendiendo como aprendizaje y como formación. (…) Somos herederos de una lógica en torno a un concepto de calidad bastante discutible y una idea de estandarización como el mínimo y promedio esencial a alcanzar y que también pudiera ser discutida considerando que la diversidad y la complejidad de la realidad están fuera de esta estandarización, lo que se hace más crítico en el contexto de crisis sanitaria”.

Abordó además la distancia estructural creada entre pedagogía y currículum, “considerando la pedagogía como algo que hacen los docentes en la sala de clases y el currículum viene dado de afuera y que la tarea de un buen docente es implementar ese currículum”. Un currículum basado en materias y no enfocado a la vida, añadió, desconectado y basado en el conocimiento disciplinar y no como comprensión del mundo: “esta separación se expresa a través de una disociación formativa que lleva la idea de una precarización de aprendizaje desconectado de la realidad (…), enmarcado en una política de desarrollo curricular asociada a la cobertura de los contenidos, en un modelo que no resiste una crisis como la actual y que si ya había perdido sentido, en contexto de pandemia lo hace peor y no permite adecuaciones”.

Además del análisis de la política curricular actual, luego se concentró en el concepto de priorización como alternativa que plantea el Ministerio de Educación, y que fue aprobado por el Consejo Nacional de Educación, destacando algunas ideas y propuestas que se han estado originando, particularmente en el Colegio de Profesores durante el último tiempo.

En la perspectiva de la nuclearización, Miguel Caro explicó que este es el minuto para producir integración entre las asignaturas, categorizar saberes y establecer un criterio de reelaboración por integración de Objetivos de Aprendizaje. Que la materia nuclearizada sirva para comprender problemas socialmente relevantes y contenidos controversiales y emergentes añadió “implica repensar el rol de la escuela y la idea de proyecto educativo en términos de que hay que hacer una apuesta país por potenciar los procesos de vinculación de los sujetos con la realidad porque eso es habilitarlos formativamente para la vida que tienen que ejercer en el mundo adulto”. Para Miguel Caro también significa transformar el rol docente para convertirse en un sujeto capaz de interpretar y de producir curriculum junto a su comunidad.

Fuente: Filosofía y Humanidades UChile / UMCE

Visto 242 veces
off liceo a5