Martes, 23 Abril 2019 14:45

Dos nuevas decanas asumen la dirección de sus Facultades en la UMCE Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Solange Tenorio Eitel, y Verónica Vargas Sanhueza Solange Tenorio Eitel, y Verónica Vargas Sanhueza

Las decanas de las Facultades de Filosofía y Educación y de Artes y Educación Física asumirán sus cargos el próximo 2 de mayo.


A partir del 2 de mayo, dos nuevas decanas encabezarán las Facultades de Filosofía y Educación, y Artes y Educación Física de la UMCE, las que estarán a cargo de la educadora diferencial Solange Tenorio Eitel, y la kinesióloga Verónica Vargas Sanhueza, respectivamente, tras ser escogidas por su comunidad en las últimas elecciones.

Filosofía y Educación
Para Solange Tenorio -Profesora y Magíster en Educación Diferencial y Doctora en Ciencias de la Educación, y directora del Departamento de Educación Diferencial de la UMCE entre el 2011 y el 2014- el Decanato tiene diversos ámbitos de preocupación: “el contexto institucional es muy importante ahora y está tensionando el ambiente: la acreditación institucional, la nueva Ley de Universidades con la que debemos avanzar en la renovación de estatutos y nuevas formas de gobernanza, así como los compromisos asumidos a través de proyectos PMI que han implicado un rediseño de las carreras. Debemos dar respuesta a muchas de esas tareas”.

Explicó que asumirá el doble rol que debe tener una decana: “muy conectada y recogiendo todas las informaciones y los procesos que se están realizando en los Departamentos –a través de los Consejos de Facultad- compartiendo las buenas prácticas que se han implementado por ejemplo para la buena acreditación de las carreras, o sus rediseños que están generando y que permitirán optimizar los planes de estudio y con ellos la formación docente. Pero a la vez, ser capaz de comunicar en forma eficiente los requerimientos para seguir avanzando en los procesos formativos que las carreras necesitan y que han definido en sus planes de desarrollo”. En ese sentido, “tendrá un rol central en el Consejo Académico, como el lugar donde se formulan las necesidades de los Departamentos y se tomen decisiones académicas basadas en la realidad y proyecciones de las carreras de la Facultad en sus distintos ámbitos".

El foco de este rol estará centrado en las personas, aseguró, “el eje es la comunidad universitaria: los profesores que componen la Facultad, estudiantes, administrativos, siempre en un clima de respeto, cumpliendo las diferentes dimensiones, con tareas administrativas, académicas y también políticas, en términos de propiciar la participación y defender las perspectivas que son importantes y que los Departamentos consideran relevantes como son: los procesos de democratización de la Universidad, los necesarios avances en una mejor gestión, mejoramiento continuo de la formación, y posicionamiento de la UMCE en el contexto nacional ”.

Los Departamentos, agregó, también “tienen necesidades relacionadas con la gestión central, y asociadas a sus propios proyectos de desarrollo, de los que hay que ser muy respetuoso. Sin embargo, una de las preocupaciones es que el marco general para el desarrollo de esas propuestas tiene que ser dado por las condiciones generales de la Universidad: un buen proceso de acreditación, buenos procesos de gestión que faciliten el cumplimiento de esos planes, con la finalidad de aportar al desarrollo institucional”.

Artes y Educación Física
Por primera vez Kinesiología asumirá la dirección de la Facultad, que mayoritariamente eligió apoyar su gestión. Verónica Vargas -kinesióloga, Ph D en Salud Pública, diplomada en Bioética, Gestión en Recursos Humanos, Gestión de Instituciones de Salud y de Educación para el Consumo, y directora del Departamento de Kinesiología durante los últimos 5 años-.

A su juicio, los decanos son “una tercera vía de la gestión, que está entre el director de Departamento, que trabaja en terreno, y la gestión central, ajena a la docencia o a la investigación. Para mí, el decano es un gestor, que tendría que resolver ese diálogo entre estos dos espacios. Su función es generar las condiciones para que ese Departamento logre su objetivo, su plan de mejora y su plan de desarrollo”, afirmó.

“Sí es responsabilidad del decano levantar los requerimientos de su Facultad y en orden de prioridad. Es un pensador que intensiona el crecimiento de los Departamentos en aquellos ámbitos que superan a la Dirección pero que afectan en sus resultados para que todos tengamos la oportunidad de crecer”, afirmó.

La especialista se ha planteado varios desafíos: “uno a nivel interno, que significa una apertura de la Universidad hacia las otras Facultades y una integración de las artes en el mundo de la UMCE, para que exista un conocimiento de la belleza o del aporte que pueda hacer a la misión y visión institucional. Hacia el exterior, la Facultad debe abrirse a una relación con todas las Facultades de Artes del país, empezando por el Consorcio de Universidades porque ya tenemos convenios con ellos. Hay que abrirse a los pares para establecer un diálogo nacional sobre la contribución conjunta que pueden hacer las artes a la educación”.

De manera paralela, indagarán qué cabida tienen a nivel internacional: “he visto con agrado que hay profesores que ya están trabajando con asociaciones de artistas nacionales o internacionales, que tienen vínculos con el MINEDUC, o el MINDEP, pero a nivel de las personas. Hay que articular a todos esos talentos que ya funcionan solos y darle una estructura de cuerpo y si no está, crearlo”.

Su mayor sueño es poder tener “un centro de investigación para las artes en Chile, pero integrado, desde la neurociencia, desde la ejecución del arte vamos a tener que medir cuánto impacta en la educación”, concluyó.

Visto 2003 veces
off liceo a5