Jueves, 31 Enero 2019 17:37

#TituladoUMCE Rodrigo Moya: "Los profesores somos fuente de luz para muchos de nuestros niños, jóvenes y familias" Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Desde que estaba en el primer año de la carrera de Pedagogía en Educación Diferencial en Trastornos de Audición y Lenguaje, cuando visitó una escuela para sordos confirmó su vocación.

 A sus 41 años, Rodrigo Moya, titulado de Pedagogía en Educación Diferencial en Trastornos de Audición y Lenguaje, con su trabajo ha aportado un granito de arena en la enseñanza e inclusión de la comunidad sorda.

-¿Por qué decidiste estudiar pedagogía? ¿por qué estudiar en la UMCE?
 
-Al principio no estaba muy convencido de estudiar educación, pero sí tenía algo claro y eso era ayudar a las personas. Una vez que ingresé a Pedagogía en Educación Diferencial en Trastornos de Audición y Lenguaje, decidí quedarme, más aún cuando siendo el primer año de estudio, visitamos una escuela para sordos. Conocerles y querer aprender la lengua de señas, me motivó a terminar. Cuando entré a estudiar a la UMCE al principio no sabía el enorme valor histórico y formativo que poseía. Mientras estudiaba la carrera fui dándome cuenta de que la formación era bastante sólida, lo noté aún más cuando empecé a trabajar y conocí la formación de otros profesores. En ese momento me di cuenta que en educación especial, la universidad estaba a la cabeza.
 
-¿Cuáles son tus mejores recuerdos de la universidad?
 
-Tengo muchos recuerdos. Primero, los parques, esas enormes áreas verdes que te permitían estudiar o conversar tardes enteras. También recuerdo las amistades de compañeros, funcionarios y profesores. Siempre sentí un lado amable y humano en las personas de la universidad. También recuerdo los paros, las asambleas, y por supuesto las actividades culturales. 
 
-¿Tienes algún referente o alguien que admires en tu área?
 
-Hay una profesora de la universidad a quien admiro bastante, es del área de la audiología educacional, se llama Claudia Delucchi. Me gusta porque lucha por la persona sorda, ha hecho muchas cosas por el desarrollo de programas tanto en la universidad como fuera de ella. En un momento de mi vida personal, fue mi jefe, pero actualmente la considero una gran amiga.
 
 -¿Cómo fue tu primera experiencia laboral en el aula?
 
-Muy desafiante, además las expectativas en mi caso eran muy altas de parte de la sostenedora de la primera escuela donde ejercí. Logré el cariño de mis estudiantes y apoderados, que para mí es lo más importante, y hacer cosas nuevas en las clases y que la atención fonoaudiológica se cumpliera.
 
-Cuéntanos de tu actual trabajo ¿cómo ha sido la experiencia? ¿cuál ha sido el mayor aprendizaje?
 
-Actualmente, luego de dieciseis años de ejercicio, me encuentro trabajando en un Programa de Integración Escolar (PIE) en enseñanza media. Soy el coordinador del establecimiento y tuve la responsabilidad de comenzar el PIE hace dos años (2017). Ha sido una experiencia gratificante, pero de mucha responsabilidad. Me interesa que las cosas funcionen bien, pues creo que los estudiantes se merecen aprender de manera innovadora. Creo que mi mayor aprendizaje fue haber trabajado con las familias de niños sordos. Conocí un lado muy humano que tenemos cada uno de nosotros y es necesario de desarrollar: la empatía. Actualmente recibo buenas noticias de mis exalumnos sordos, me da gusto saber de ellos, ver que estudian carreras en la educación superior, que forman familias, que están trabajando, etc.
 
Tengo dos experiencias que me han marcado en todos estos años de servicio y están relacionadas con el mundo del sordo. Primero estuve muy cerca de abrir un curso para niños sordos en una escuela especial de Ñuñoa, pero no lo logré, eso me entristeció mucho, sentí que fracasé, pero una colega me dijo, que la educación del sordo en Chile, no era mi responsabilidad, que había aportado todo lo que tenía y que debía estar orgulloso por todo lo que logré. Y mi segunda experiencia fue haber creado una institución para personas sordas en la comuna de Las Condes, que hasta el día de hoy existe. Creo que no debemos dejar de soñar, aún ante los fracasos, somos fuente de luz para muchos de nuestros niños, jóvenes y familias, debemos ayudarles a crecer.
 
 
 

 

Visto 333 veces Modificado por última vez en Lunes, 04 Febrero 2019 02:30
ta
logo pace2
Icon
s info ta