Martes, 30 Junio 2015 00:00

883 escolares serán integrados a programa de acceso a la Universidad Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)
Estudiantes del Liceo Miguel Luis Amunátegui, de Santiago. Estudiantes del Liceo Miguel Luis Amunátegui, de Santiago.

Estudiantes de 9 establecimientos de La Cisterna, La Florida, Macul, La Pintana, Providencia, San Ramón, Paine y Santiago conforman el grupo de 883 escolares de tercero medio con los cuales la UMCE trabaja –desde abril de este año- en el marco del Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE).

Así lo informó su coordinadora PACE para la UMCE, Ingrid Boerr, quien también se desempeña como coordinadora Institucional de Práctica en la UMCE, quien señaló que junto a su equipo están terminando la etapa de inducción, durante la cual han realizado acercamiento y sensibilización en todos los establecimientos.

Para ello, puntualizó, se han organizado reuniones con directores y equipos técnicos, así como asambleas con todos los estudiantes y encuentros con los padres de cada uno de los terceros medios de los establecimientos: “en las asambleas les explicamos las características del programa y recogemos de ellos cuáles son las necesidades y las expectativas que tienen respecto del programa en particular. Cuáles son sus proyecciones al inicio del programa en términos de lo que va a ser su vida después del egreso de la educación secundaria”.

El Programa PACE es una iniciativa del gobierno que “busca restituir el derecho a la educación superior a estudiantes de sectores vulnerables, garantizándoles un cupo en la educación superior” aumentando la equidad, diversidad y calidad, y generar nuevas perspectivas en la educación media.

En la práctica, el apoyo está planteado para fortalecer las horas de Lenguaje y Matemática brindando colaboración a los profesores y enriquecer las actuales horas de clase, a través de actividades de innovación. Otra alternativa es apoyar a los profesores a través de talleres y capacitaciones y trabajar en horas de Orientación, Jefatura de Curso y en las horas de extensión de Jornada Escolar Completa –los que tiene espacio-.

Para ello, explicó Ingrid Boerr, “se adecúa a cada espacio, horario, tipo de profesores y alumnos, que es el desafío mayor que tiene el programa. Tenemos algunas estructuras básicas, pero en uno y otro liceo hay elementos absolutamente distintos. Esto es flexibilidad al máximo y eso lo hace complejo de armar también”, aclaró.

La etapa en desarrollo, dijo Ingrid Boerr, ha traído grandes sorpresas: “Nos hemos encontrado con un mundo particular en cada uno de los liceos, cuya diversidad hace que pasemos desde los más emblemáticos hasta uno rural, pasando por todo lo que eso implica: grandes, medianos y muy pequeños. Es posible encontrar toda la realidad de los jóvenes hoy, así como las expectativas, posibilidades y cómo se ven en el desarrollo futuro”.

Esto, agregó, ha permitido entender que este programa “no sólo significa hacerse cargo de un grupo pequeño de acceso a la educación superior sino cómo uno trabaja con las expectativas y proyecciones de quienes no necesariamente van a ir a la educación superior. Eso nos ha conectado con aquello que es imperioso en la formación de los profesores, es decir, de qué tenemos que hacernos cargo para poder abordar el trabajo con estudiantes de enseñanza media. Uno ve desmotivación, desesperanza aprendida, la sensación de que las herramientas con las que cuentan no les alcanzan para proyectarse a nada. Cuando uno les pregunta cómo te ves a la salida del liceo, cuáles son tus expectativas, hay un porcentaje no menor de ellos que no contestan”, sostuvo.

Y por un lado, acotó, el programa “nos está llevando a hacer un acompañamiento más efectivo a los jóvenes en sus necesidades. No es que uno sólo diga ‘tenemos que darle más lenguaje y matemática’, sino cómo fortalecemos sus áreas de desarrollo en todos los niveles: en su identidad, proyección, cómo se piensa su proyecto de vida y hacia dónde”.

Para el segundo semestre han programado “entrar al área chica”, lo que implicará trabajar directamente con los grupos, con talleres en Orientación, elaboración de proyectos, además de otros talleres “que tengan que ver con aprender a mirar los espacios que tienen para proyectarse: qué tipo de estudios, qué implica, qué significan las mallas de formación, cuáles son las posibilidades que tienen de acuerdo a sus propios intereses. Eso significa trabajar directamente con los muchachos en el área de debilidades para la vida y, por otro lado, con profesores, en el apoyo al desarrollo de nuevas estrategias para Lenguaje y Matemática, fundamentalmente, y que son las dos asignaturas base. Eso no implica que no trabajemos transversalmente con otras cosas”, especificó.

Para el mes de julio también esperan oficializar la inauguración oficial del Programa PACE en la UMCE, y coordinar la visita de los escolares, “que es uno de los compromisos que hemos establecido con ellos”. Para ello, el equipo de PACE UMCE trabaja en la construcción de una ruta patrimonial en la UMCE que permita recorrer hitos: “sería muy positivo que fueran recibidos por los propios estudiantes de la UMCE y que sostuvieran distintos momentos de encuentro”, sugirió la coordinadora.

PACE UMCE

LICEO POLIVALENTE OLOF PALME, LA CISTERNA
LICEO NUEVO AMANECER, LA FLORIDA
LICEO POLIVALENTE LOS ALMENDROS, LA FLORIDA
COLEGIO SIMON BOLIVAR, LA PINTANA
COMPLEJO EDUC. J. EDWARDS BELLO, MACUL
LICEO  MARIA CARVAJAL FUENZALIDA, PAINE
LICEO JOSE VICTORINO LASTARRIA, PROVIDENCIA
LICEO MUNICIPAL PURKUYEN, SAN RAMÓN
LICEO MIGUEL LUIS AMUNATEGUI, SANTIAGO

Visto 1542 veces Modificado por última vez en Martes, 30 Junio 2015 19:55
off liceo a5