Miércoles, 24 Abril 2013 00:00

Presidente de Yad Vashem: “El fanatismo, el odio y la violencia son una amenaza permanente”

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Un llamado a luchar, a fomentar la igualdad, a recordar los hechos que han marcado la historia de la humanidad y a nunca olvidar, realizó David Feuerstein, presidente de la Sociedad Yad Vashem en Chile, entidad para el recuerdo de los mártires y héroes del holocausto, en una emotiva exposición testimonial que presentó a los estudiantes de Alemán de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, este miércoles 24 de abril, en nuestra casa de estudios.

Destacado por su permanente contribución a la comunidad internacional judía, y por su notable valor y liderazgo, no sólo como sobreviviente del holocausto sino como un promotor de la paz en el mundo, David Feuerstein, advirtió a los futuros profesores de la UMCE que el fanatismo, el odio y la violencia son una amenaza permanente que puede destruir el mundo.

Lleno de energía, libre de resentimientos y empoderado de un motivador optimismo, el personero sostuvo que no descansará ni escatimará sus esfuerzos para continuar testimoniando a las futuras generaciones su impactante experiencia vivida durante la Segunda Guerra Mundial, para que, según enfatizó, “la historia no se repita”.

David Feuerstein, nació en Polonia en 1925. Sus Padres y tres de sus hermanos menores fueron asesinados en las cámaras de gases de Auschwitz-Birkenau en 1943. Su hermano José, dos años menor que él, también sobrevivió al holocausto. Durante el régimen nazi, estuvo en un campo de trabajos forzados, en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau y luego fue enviado al Ghetto de Varsovia desde donde escapó en 1944. Luchó en la clandestinidad hasta que las tropas rusas liberaron Polonia.

Actualmente se destaca por su apoyo a entidades culturales, religiosas y de bien público, lo que lo ha llevado a recibir numerosas distinciones entre las que se incluyen el reconocimiento de Yad Vashem, Instituto Conmemorativo de los Mártires y Héroes del Holocausto con sede en Jerusalén, entidad que preside en Chile y en la que participa como vicepresidente para América Latina. Es un activo colaborador de Jabat Lubavitch de Chile. En el año 2005, recibió del gobierno de Polonia, la medalla como Héroe de Guerra. En el año 2006, logró el reconocimiento para María Edwards Mac-Clure, heroína chilena, única en Latinoamérica, que salvó a niños judíos. En diciembre de 2008, recibió el nombramiento Doctor Honoris Causa de la Yeshiva University, por su permanente dedicación a mantener vivo el recuerdo de los 6 millones de víctimas judíos, durante la Segunda Guerra Mundial.

Cabe señalar que la actividad se enmarcó en el desarrollo de la asignatura “Cultura Alemana actual II”, a cargo de la profesora Paula Castillo.

Visto 1220 veces
off liceo a5