Martes, 20 Agosto 2019 16:28

Académica del Departamento de Educación Física busca promover junto a sus estudiantes la conciencia sobre los riesgos de los comportamientos sedentarios Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

"Estar viendo televisión mucho rato es un riesgo por sí solo", dice la profesora Caterina Fazzi, quien imparte el optativo "Hábitos sedentarios: la amenaza que acecha".

El tiempo que se pasa sentado en una sala de clases, frente al computador o viendo televisión conlleva importantes riesgos para la salud, de los que no se tiene conciencia. Con el objetivo de evidenciar esto y visibilizar los impactos de los comportamientos sedentarios, la académica del Departamento de Educación Física UMCE, Caterina Fazzi, imparte desde este año el optativo "Hábitos sedentarios: la amenaza que acecha”.

La académica, que es PhD en Salud Reproductiva de la Universidad de Edimburgo, Máster en Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Granada y Magister en Educación en Salud y Bienestar Humano de la UMCE, plantea la importancia de informarse y saber cómo hacer frente a los comportamientos sedentarios. "La educación es vital. Hay un concepto que se conoce a nivel mundial: los comportamientos sedentarios, que son todas las actividades que realizamos en las que gastamos poca energía (menos de 1,5 mets o equivalentes metabólicos), donde estamos en posición sentada, reclinada y acostada, mientras estamos despiertos. Lo que se ha estudiado es que pasar mucho tiempo en estas actividades puede causar daño a la salud como muerte prematura, riesgo cardiovascular elevado, enfermedades como diabetes, obesidad, etc.", explica. "En Chile no hay conciencia de eso. No se sabe que estar viendo televisión mucho rato es un riesgo por sí solo, independiente de la actividad física. Es decir, incluso las personas que realizan suficiente actividad física, corren el mismo riesgo. En Estados Unidos, Canadá, Australia y Reino Unido esto ya se conoce y se incluye en las guías de actividad física y comportamiento sedentario. La Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud también lo consideran así, pero en Chile nunca se han hecho guías y tampoco hay opciones para promover. Eso es algo que me preocupa", agrega.

Con el objetivo de comenzar a trabajar con los/as futuros/as docentes, enfoca la labor su optativo en la carrera de Educación Física. "En el optativo a través de trabajos grupales, los estudiantes desarrollan estrategias para generar conciencia al respecto. Han realizado videos, conversado con autoridades y hasta con mis colegas para que apliquen pausas en sus clases. Por ejemplo, un par de sentadillas en mitad de la clase podría incluso mejorar la concentración. La idea es generar conocimiento para que los/as futuros/as profesores/as lo apliquen en sus clases y la población sea consciente de cuánto tiempo pasa sentado y de los riesgos que eso implica", detalla la profesora.

"En Chile, en una última encuesta pública al respecto, publicada el 2016, se ve que el índice de inactividad física es muy alto. La población en Chile es mayormente inactiva, es decir, no realiza la suficiente actividad física para mantener una buena salud. Aunque se sabe y se conoce este problema, desde mi punto de vista lo que hace desde las políticas públicas no es suficiente. Creo que se está trabajando más con el alto rendimiento deportivo, lo cual está muy bien, pero no incentiva necesariamente el que la población no deportista sea más activa", agrega. "Por ejemplo, se debería fomentar mucho más caminar (al menos 8 mil pasos al día) porque es una actividad física positiva, no tiene casi riesgos y casi cualquier podría hacerlo. Andar en bicicleta también es relativamente seguro, pero en nuestro país falta educación al respecto. Todo esto es básico", suma. 

La académica explica que hay pequeñas opciones que se podrían aplicar. "Podría reducirse el riesgo fácilmente si se interrumpe el tiempo de comportamientos sedentarios. Por ejemplo, si se está 3 horas seguidas sentado, uno podría realizar algunas caminatas de 2 minutos y con eso el riesgo se reduce enormemente. Me preocupan mucho los niños, que pasan en la escuela mucho tiempo sentados y con recreos muy cortos. Pero eso nadie lo identifica como un riesgo y es grave", detalla. 

Impactos en el embarazo

Como parte del primer capítulo de su tesis doctoral en Salud Reproductiva que realizó en la Universidad de Edimburgo, la académica realizó revisión bibliográfica de la literatura especializada sobre estudios acerca del comportamiento sedentario en el embarazo. "Entre los resultados se encontró que las mujeres embarazadas pasan al menos 50% del tiempo despiertas en comportamientos sedentarios, lo que puede tener un efecto adverso para los resultados de ese embarazo como riesgo de diabetes gestacional, macrosomía, hipertensión arterial, exceso de peso ganado, etc.", explica. "Fue la primera revisión sistemática  que se ha hecho en el mundo sobre el tema. Por ello, tuve la suerte de que las nuevas guías de actividad física y comportamiento de Estados Unidos, publicadas el año pasado, tienen un capitulo particular sobre el embarazo donde citan mi revisión", agrega.

Dado que en Chile no existen investigaciones sobre el tema, actualmente la profesora participa en un proyecto, que se encuentra en etapa de búsqueda de financiamiento, que espera aportar en la materia. "Estoy trabajando con ginecólogos. La propuesta es poder intervenir con actividad física el tiempo que las embarazadas pasan, por ejemplo, viendo televisión, para aumentar su gasto energético y reducir el riesgo. Tenemos que estudiar los efectos en el resultado perinatal y en los recién nacidos", cierra.

Visto 208 veces Modificado por última vez en Miércoles, 28 Agosto 2019 14:10
off liceo a5