Miércoles, 11 Octubre 2017 16:44

UMCE celebra ‘Día Internacional de la No violencia’ Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Este día, fueron instalados en los pastos centrales de la UMCE una serie de stands temáticos en torno a la no violencia, vinculados a niños, mujeres, diversidad sexual y discapacidad, y se realizaron manifestaciones artísticas en el marco de la celebración.

“Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”. Con estas palabras de Mahatma Gandhi, la embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO y presidenta de la Fundación Mandajeet Singh, France Marquet, saludó a la comunidad universitaria en la ceremonia del ‘Día Internacional de la No violencia’ celebrada en la UMCE, el día de conmemoración del aniversario del nacimiento de Mahatma Gandhi, líder del movimiento de la Independencia de la India y pionero de la filosofía de la no violencia.

La embajadora -viuda del hindú pintor y fotógrafo Mandanjeet Singh- fue recibida por el rector de la UMCE, Jaime Espinosa, y el director del Museo de la Memoria y DDHH, Francisco Estévez, galardonado con el premio Unesco-Madanjeet Singh 2014, por su labor en la promoción de la tolerancia y la no violencia en el planeta, a raíz del cual fue creada la cátedra UNESCO, proyecto que ha involucrado un convenio entre la UMCE y la UNESCO “Cátedra UNESCO Madanjeet Singh: Acción Educativa para la promoción de la tolerancia y no violencia en Chile y América Latina”, el cual se ha alojado en la facultad de Filosofía y educación de la UMCE. Una de las acciones derivadas de ese convenio ha sido el curso piloto “Introducción a los derechos humanos, tolerancia y no violencia”, que se imparte como optativo desde este semestre en la UMCE, y en el cual participan más de 25 estudiantes.

A su vez, el rector Espinosa expresó su alegría al “ver a la comunidad reunida para celebrar un día tan importante, no sólo para nuestro país, sino también para el mundo. La paz no puede ser sino el fundamento de toda buena educación. Celebramos este día con la esperanza de que todos los esfuerzos que estamos haciendo desde lo que nos atañe como educadores, pueda fructificar en ciudadanos pacíficos, tolerantes que el día de mañana puedan construir un mundo mejor, más justo y solidario, respetuoso y tolerante. Un mundo donde todos quepamos sin exclusión alguna”.

Francisco Estévez aclaró que la tolerancia “no significa aguantar al otro. Muchas veces se piensa que tolerancia es eso. La tolerancia significa un compromiso activo por construir con el otro una sociedad con enfoque de derechos, una sociedad donde se respete la diversidad y una fuerza motivacional de luchar por la justicia”.  La no violencia no significa no hacer nada, agregó, “sino comprometerse por transformar las estructuras que son injustas en una sociedad. Soy ex alumno de esta Universidad. Estuve en estos pastos para el Golpe de Estado, y me enorgullece estar acá nuevamente porque esta es una Universidad que está comprometida y debe estarlo cada vez más con los valores pedagógicos de la democracia y los derechos humanos”.

Ramón Hernández, coordinador ejecutivo de la cátedra de Tolerancia y No Violencia sostuvo “que los derechos humanos son un tema que está pendiente, y que hoy tiene mucha realidad con los pueblos originarios, los migrantes, la diversidad de género, los niños. Estar acá en el Pedagógico es muy grato para nosotros porque toda la comunidad está comprometida con una mirada que nos da esperanza y perspectiva de futuro en esta cátedra”, aseguró.

Este día, fueron instalados en los pastos centrales de la UMCE una serie de stands temáticos en torno a la no violencia, vinculados a niños, mujeres, diversidad sexual y discapacidad, y se realizaron manifestaciones artísticas en el marco de la celebración.

Ejes temáticos
La académica del Departamento de Educación Parvularia, Graciela Muñoz, colaboradora en el electivo de derechos humanos, explicó que como Departamento visibilizaron situaciones de violencia y discriminación con niños y niñas, las que representaron en imágenes, junto a otras de un encuentro de niños y niñas que se realizó el 2015 con jardines comunitarios, y que “intenta el reconocimiento de los niños como sujetos de derecho y también para mostrar una práctica positiva en esa línea”.

También estuvo presente Nadia Martínez, vocera de la Coordinadora “Ni una Menos”, que presentó el registro fotográfico de lo que fue el gran hito: “la marcha histórica del 19 de octubre, en la que más de 150 mil mujeres se pararon en la calle, para expresar distintos tipos de malestar y explicitar violencias: mujeres jóvenes, mujeres mayores, muchas niñas y también de todos los sectores. Fue como un reclamo masivo ante la exposición mediática de casos de violencia extrema, que sobrepasaba el límite a todo lo escuchado”. El objetivo de esta coordinadora, agregó, “hasta acá ha sido erradicar la violencia machista. Nos hemos concentrado en los femicidios porque han sido un fenómeno social y hemos tenido que brindar soporte legal y no sólo derivar. Se han creado comisiones que realizan un acompañamiento que nos ha permitido detectar demandas de las familias que antes no estaban instaladas en el imaginario y mucho menos en la ley de violencia intrafamiliar. Ha revelado grandes fallas del sistema que se desconocen” 

La coordinadora cuenta con una Comisión de Educación, focalizada en el trabajo preventivo: “nos interesa acercar el feminismo a una edad más temprana y concientizar a gente mucho más joven, para detectar conductas de violencia en el pololeo, antes de entrar a casos más extremos”, aseguró.

Un grupo de estudiantes de Educación Parvularia expuso imágenes y representaciones de “situaciones de vulneración de derechos de la niñez, para hacer un llamado a la comunidad educativa a tener un enfoque de derechos dentro de la formación y de las prácticas en el aula”.

Según explicaron Ninfa Flores y Camila Olivares, “más que sensibilizar en torno a los derechos, queremos demostrar que la violencia hacia la infancia no es sólo como uno suele imaginar y está más cerca de lo que uno cree, no sólo en cárceles y poblaciones. Hay diversidad de violencia frente a los niños en el mismo sistema educativo, como la extrema medicación, la sobreescolarización de los niños al entrar a kinder. A veces se les exigen prácticas que no les corresponde en su etapa del desarrollo biológico”, afirmaron. 

Belén Silva, agregó que “tenemos muy naturalizado que el adulto siempre tiene la razón y nunca respetamos sentimientos de los niños que también tienen derecho a sentirse frustrados o tristes. Olvidamos que son personas, que son sujetos, y los tomamos en otro nivel, sin derecho a opinar o decidir qué es lo que quieren”. 

Catalina Monje también sostuvo que “a diario normalizamos conductas como que los padres griten, insulten o castiguen a los niños en la calle, o casos de padres impositivos que no permiten a los niños tomar decisiones para su edad”. Así también con el castigo, agregó Camila, “desde dejarlos sin comida, negarles el postre hasta sentarlos en sillas fuera del patio”. Hay modelos educativos, dijeron, “que también promueven el ejercicio de derechos, su propia autonomía, personalidad, características, necesidades y sus propios intereses. Ese es un desafío para la educadora”.

 

Visto 174 veces Modificado por última vez en Martes, 17 Octubre 2017 12:43
ta
logo pace2
Icon
s info ta