Sábado, 16 Octubre 2021 04:08

PACE UMCE articula proyecto de vinculación entre el Departamento de Formación Pedagógica y el Colegio Simón Bolívar Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Una colaboración horizontal donde el colegio y la universidad se complementan y entregan saberes.

Todo inició cuando el equipo del Programa PACE UMCE le propuso al Departamento de Formación Pedagógica de nuestra Universidad la realización de un proyecto de vinculación con el medio escolar.

Ante la propuesta, Paula Villalobos, académica del Departamento, planteó que ésta es una necesidad existente que hay que continuar fortaleciendo: “se precisa que la formación esté más conectada con la realidad de la práctica”, enfatizó.

Para avanzar en la iniciativa, PACE UMCE seleccionó a algunos de los liceos que acompaña, considerando su disponibilidad y condiciones: "La idea era tener un diálogo sobre el trabajo colaborativo que podíamos comenzar a realizar y, a partir de esa convocatoria, el Colegio Simón Bolívar accedió”, señaló la profesora Villalobos.  

Contextualizando acerca de la particularidad de este establecimiento público, Nemesio Rodríguez, jefe de la Unidad Técnico Pedagógica (UTP), comenta que el colegio está inserto en la población El Castillo de La Pintana, comuna donde sólo uno de cada tres hogares tiene acceso a internet: “nuestro colegio se ubica en el sector rojo, donde se observa una realidad socioeconómica marcada por un gran nivel de pobreza y narcotráfico”.

Daniela Bravo, profesora del Departamento de Formación Pedagógica de la UMCE argumenta que “no era posible que la Universidad quede relegada sólo al estudio teórico de lo que debería mejorar el colegio, si no que debía avanzar a algo más transversal y práctico”. Luego de adentrarse en el espacio pedagógico, la académica comentó que le llamó la atención la coherencia y el grado de conciencia del colegio: “la evaluación está situada en segundo plano”.

En concordancia con la percepción de la profesora Bravo, el académico de Formación Pedagógica, Claudio Almonacid, comentó que, fruto de la colaboración entre el colegio y la UMCE, se llevó a cabo un proyecto de investigación orientado a conocer la realidad del establecimiento. La pedagogía confluye en dos elementos, explicó, “uno se refiere a la formación teórico práctica y otro a la investigación”. La pedagogía, dijo, no es sólo filosofar o una mera acción, sino una aplicación a la práctica con un saber teórico, siendo la investigación una herramienta de la formación: “por ello es esencial que las y los estudiantes adquieran esta competencia y la desarrollen como futuras/os profesionales”.

Para el profesor Almonacid, resulta valorable que las y los estudiantes aprendan metodología de la investigación con datos reales. Es tremendamente significativo, dijo, que se trabaje con antecedentes que les permitan conocer realidades específicas de primera fuente, tanto de la narración que hace el jefe técnico como del propio análisis estadístico”.

Esfuerzo colaborativo

Respecto a la voluntad de avanzar en un trabajo conjunto, Paula Villalobos valoró la gran disposición de la comunidad educativa del Colegio Simón Bolívar.  En La Pintana, advirtió, “hay un gran problema de conectividad, lo que dificulta la coordinación de reuniones, sumado al escaso tiempo con que cuentan y, sin embargo, manifiestan un compromiso destacable por seguir avanzando en este camino junto a nuestra Universidad”.

Asimismo, el Jefe de UTP del colegio resaltó que el equipo académico de la UMCE es flexible, dinámico, comprometido con el espacio público y con la convicción de ser profesoras y profesores que asumen su labor como un acto político de responsabilidad. Estamos desarrollando un trabajo intelectual práctico sumamente potente, añadió, “tenemos reuniones sistemáticas, generando retroalimentación con docentes de aula y de universidad donde todas y todos somos pares, no hay jerarquías”, comentó.

Nemesio Rodríguez expone que el espíritu de formación de la UMCE va en consonancia con el trabajo que realizan en su establecimiento, donde no se fomenta un nivel tradicional de escuela: “lo que buscamos es abrir mentes, almas, reconocerse en espacios e ir construyendo desde ciertos grados de disciplina”.

En este sentido, Daniela Bravo argumentó que las y los profesores que ejercen actualmente en el colegio tienen una perspectiva crítica y distinta de la pedagogía: “Observamos que va saliendo una generación de docentes técnica y tradicionalista, mientras va entrando una generación más disruptiva”, sentenció. Las estructuras de la educación se van cayendo, agregó, “entonces, ahora puedo decirles a mis estudiantes que no es tan solo utopía, que sí existe la evaluación inclusiva en los colegios y se puede llevar a la realidad”.

Por otra parte, el profesor del Departamento de Formación Pedagógica de la UMCE, José Michel, evaluó la instancia de forma positiva: “Nosotros no hemos impuesto nada, nos hemos dejado fluir en una labor de sinergia, de colaboración mutua”, aclaró.

Según la académica de Formación Pedagógica, Patricia Monzón, esta experiencia ha sido “sumamente enriquecedora para las y los docentes en formación, ya que se trabajó para colaborar con un contexto real en que se beneficia directamente a una comunidad escolar, con antecedentes y necesidades concretas”.

Desde la coordinación del PACE UMCE informaron que próximamente se articulará el mismo proceso incluyendo a otros liceos acompañados por el programa, que manifiesten la voluntad de incorporarse.

 

Camila Amoyao / Lorena Tejo.

Visto 152 veces Modificado por última vez en Sábado, 16 Octubre 2021 04:41
off liceo a5