Jueves, 13 Octubre 2016 14:11

Comenzó tercera edición de Olimpiada de Ciencias para Primer Ciclo Básico Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

PAR Explora de CONICYT Región Metropolitana Norte, en conjunto con la UMCE, iniciaron el mes de octubre con la 3ª edición de la Olimpiada de Ciencias para Primer Ciclo Básico.

Más de 300 niñas y niños de segundo, tercero y cuarto básico de 17 comunas de la Región Metropolitana rindieron la primera etapa de la Olimpiada de Ciencias para Primer Ciclo Básico. La Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE) y la Escuela Salvador Sanfuentes fueron las sedes del torneo.

El certamen busca ser un primer acercamiento a la observación y experimentación científica, aspectos que serán evaluados con pruebas integradoras sobre los saberes de las Ciencias Naturales en las disciplinas de Física, Química y Biología, explicó el decano de la Facultad de Ciencias Básicas de la UMCE, Juan Vargas, parte del equipo organizador de la iniciativa, que además cuenta con el apoyo de académicos y estudiantes de los diferentes Departamentos del Decanato.

Vargas señaló que “mientras seamos capaces de promover la ciencia, estamos colocando las raíces (…). Pensamos que de este grupo de niños y niñas podemos promover vocaciones científicas”.

Además de la Facultad de Ciencias, esta iniciativa cuenta con el apoyo de la Dirección de Extensión de la UMCE, a través de su Concurso Anual de Proyectos. Tatiana Urzúa, secretaria académica del Departamento de Física y responsable de dicho Proyecto de Extensión explicó que la finalidad de estas olimpiadas es “colaborar en el mejoramiento del proceso de enseñanza aprendizaje de las Ciencias Naturales en un contexto de equidad y calidad educativa”.

En total, son 63 los establecimientos educacionales representados, pertenecientes a 17 comunas de la Región Metropolitana, participantes que se enfrentaron en esta primera etapa a una prueba teórica, en la UMCE (Ñuñoa) y en la Escuela Salvador Sanfuentes (Santiago).

Entre los asistentes al torneo, Paula Arratia, profesora de Química del Colegio Alcázar de Las Condes, comentó que este año participan cuatro estudiantes –de 2º y 3º básico- y el año pasado consiguieron el tercer lugar: “lo importante es que los niños vengan, interactúen, conozca una universidad, que vean que la ciencia está en todas partes, que tengan la oportunidad de participar, más que de ganar”, señaló.

Este tipo de torneos, agregó, “nos permite hacer una reingeniería en el colegio, para darnos cuenta adónde tenemos que apuntar, qué es lo que se tiene que enseñar y cómo. Es un pequeño diagnóstico, por eso es muy útil. Llevamos la ciencia a otro punto de vista, que los niños no habían visto: nunca habían ido al laboratorio, por ejemplo, ahora sí. No sabían lo que era una probeta, una pipeta. Me acaban de decir que no contestaron  lo que era un pluviómetro, que pasas en 1º básico. Entonces es un súper buen ejercicio para ver qué competencias y habilidades tenemos que desarrollar”, apuntó.

Paz es una mamá que acompaña a Vicente, su hijo menor (de 4), que 3º básico del mismo establecimiento. Ella considera que “a los niños les sirve. Pueden inspeccionar en otra materia y en otra área de la que les están pasando de acuerdo al nivel ministerial. Es también una instancia para compartir con niños de otros colegios. Es una súper buena iniciativa”, dijo.

Norma, profesora del Colegio Santa Familia participa por primera vez en la olimpiada con cuatro estudiantes de 2º, 3º y 4º. Para ella, “la idea es potenciar a las niñas que les gusta la ciencia, y que en el liceo nos sentimos limitadas a veces para desarrollar otras habilidades en ellas. Quisimos venir para que compartieran y también para que se pusieran a prueba de cuánto saben y cuánto más les gustaría aprender sobre ciencias”.

Su estudiante, Isidora, de 9 años, rindió su prueba acompañada por toda su familia: su papá, su mamá y un hermano o hermana aún en gestación. Ella compartió los nervios que la afectaron durante la mañana: “voy a ser sincera”, dijo, “no me sentía nerviosa, me sentía muuy nerviosa, pero estuvo bien, la prueba fue difícil y fácil. Fui la única estudiante de 3º que participó”. Su mamá explicó que estaba muy entusiasmada en participar: “nosotros también queríamos saber cómo era la experiencia. Trabajamos los dos papás, pero acomodamos nuestros horarios para acompañarla”

Los resultados de esta prueba definirán seis clasificados por comuna (dos por nivel). Estos, a su vez, competirán en la Fase Intercomunal para definir los mejores puntajes que pasarán a la final. La semifinal intercomunal está programada para el sábado 5 de noviembre. La fase final intercomunal del 26 de noviembre, será una prueba experimental, donde participarán los 15 estudiantes que hayan obtenido los mejores puntajes en cada nivel, de los cuales se premiarán 9 finalistas por nivel. Esta prueba se caracteriza por ser indagatoria, una metodología que se está desarrollando fuertemente en Chile para la enseñanza de las ciencias. Las y los estudiantes se enfrentarán a un problema, materiales para resolverlo, pero no contarán con una guía que explique lo que hay que hacer. Por ejemplo, en una bandeja se pondrá una planta de romero, un alfiler, un clip, un elástico, etc. para que puedan clasificar estos materiales de acuerdo a sus propiedades –rígido, flexible, opaco, transparente-.

Más fotografías en: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=758916824248554&id=721317491341821

Visto 1522 veces Modificado por última vez en Jueves, 13 Octubre 2016 21:14
off liceo a5