Martes, 16 Mayo 2017 15:21

Culmina visita internacional en Departamento de Educación Parvularia Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

En la exposición “Infancia y exclusión social en España”, que presentó a estudiantes de Educación Parvularia en la UMCE, el sociólogo Enrique García Jiménez compartió cifras de natalidad y exclusión.


Una estadía de dos meses en la UMCE concluye esta semana el sociólogo y doctor en Educación, Enrique García Jiménez, del Centro de Magisterio La Inmaculada, institución adscrita a la Universidad de Granada, en España.

La línea de investigación de García gira en torno a la educación carcelaria y temas de vulnerabilidad social y contextos de marginación social en infancia. Su estadía surgió en el marco de la firma de un convenio con el Centro de Magisterio La Inmaculada, explicó Graciela Muñoz, académica de Educación Parvularia.

El acuerdo, agregó, se viene gestando desde el año 2012, cuando la profesora Natalia Reyes Ruiz, visitó nuestra Universidad, y el año recién pasado, junto a la profesora Delia Martínez fueron invitadas por el Centro: “durante esa visita realizada en el mes de noviembre desarrollaron actividades de intercambio con docentes e investigadores y se realizaron clases sobre imaginarios de la infancia. Una de las misiones de la visita era poder concretar el convenio”, agregó.

Los principales aportes de esta pasantía, detalló, ha sido el intercambio generado en distintas clases con las estudiantes, en los que ha compartido distintas temáticas (familia, formación de educadoras y niñez) y les ha permitido conocer la situación de España.

En la exposición “Infancia y exclusión social en España”, que presentó a estudiantes de Educación Parvularia en la UMCE, el sociólogo compartió cifras de natalidad y exclusión: “una de las tasas de natalidad más bajas del mundo (1,3 al 2016), haciendo no sólo que cada vez tengan menos hijos, sino también familias más envejecidas. Registra la edad promedio de 32 años para la mujer al tener su primer hijo y 34 en el caso de la edad de contraer matrimonio”, afirmó.

Granada, agregó, ciudad con unos 250 mil habitantes, posee entre 25 y 30 mil personas que viven en el barrio marginal de Almanjáyar. Málaga (de 300 mil habs) tiene La Palma, Palmilla, con unos 60 mil; en Sevilla (más de 1 millón de habitantes) tiene barrios marginales como las “6 mil viviendas”, con una población cercana a las 100 mil personas.

La situación de barrios marginales, sostuvo, “se ha acentuado tras la crisis en Europa del 2008 aún más en la infancia, deteriorando niveles de alimentación y educación”. Respecto de las razones de exclusión, el español las atribuyó esencialmente a la etnia y la escasez económica: “la mayoría de esta población pertenece a la etnia gitana, aunque en los últimos años se ha agregado mucha población inmigrante, sobre todo procedente de Rumania y muchos africanos. Esto ha afectado de manera importante a la convivencia, que no es fácil”.

García describió la población gitana como machista, y organizada en clanes y patriarcados: “a nivel educativo, no valoran la enseñanza ni la cultura educativa, sino el matrimonio en las mujeres, y el trabajo en los hombres. El fracaso y el abandono escolar son más frecuentes en estos grupos”, señaló.

Los estereotipos asociados también son negativos, dijo, “son flojos, ladrones, aislados”. Y más allá de los prejuicios, acotó, “son excluidos no por falta de recursos económicos, sino por su propia cultura. Hay un doble aislamiento, por ambas partes.  Este aislamiento también es provocado por la geografía de la ciudad, pues la periferia contribuye al aislamiento, a sentirse lo último: “construido a mediados de los ’80, la barrera geográfica provoca mayor pertenencia al barrio y al patriarcado”, contribuyendo a la formación de ghettos.

Sobre los niveles educativos, explicó que la población gitana tiene un nivel educativo muy menor al del conjunto de la población española: “de hecho, sólo se incorporaron al sistema educativo hace unos 30 años, primero a través de las ‘Escuelas Puente’, que fomentan la escolaridad primaria. Actualmente se les paga a las familias para que sus hijos permanezcan en la escuela, lo que ha causado fuerte polémica”.

El 97% de los menores de 6 años asisten a la escuela, comentó. El preescolar no tiene actualmente carácter obligatorio, la primaria sí. La brecha educativa, puntualizó, “se evidencia en secundaria, donde hay un gran descenso importante de la escolarización. Si a los 15 años 97,9 % asiste a la escuela, entre los gitanos la cifra se reduce al 86,3%; y a los 16, los números caen a 93,5 y 55,5, respectivamente, mientras que los porcentajes de abandono alcanzan a 19,4 y 63,7 %.

En cuanto al desempleo, en España el 2012 presentaba el 25%, mientras que hoy la cifra se ha reducido 21 %, pero que se multiplican en contextos marginales (65%).

De acuerdo a lo informado por la profesora Graciela Muñoz, el profesor García también ha compartido con organizaciones y ONG, que desarrollan educación carcelaria y ha logrado visitar algunas cárceles de nuestro país, lo que le “permitirá continuar su investigación sobre exclusión social”.

Sobre la experiencia con estudiantes en la UMCE, la académica mencionó que el profesor García, “valoró la participación de las estudiantes y su mirada reflexiva sobre situaciones sociales y educativas que vive la primera infancia”. 

El profesor García es Doctor en Sociología y Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Sus líneas prioritarias de investigación son: Sociología de la exclusión y discriminación social, Sociología de la juventud y Sociología de la Educación. En la Universidad de Granada, el profesor García realiza clases a educadoras/es infantiles sobre sociología de la familia. Entre sus publicaciones se cuentan artículos sobre la revalorización de la formación profesional, así como motivaciones y preferencias en la elección de la mención en la formación; la reinserción luego de permanecer en centros correccionales

 

 

Visto 236 veces
ta
logo pace2
Icon
s info ta