Viernes, 02 Junio 2017 21:00

Más de 200 personas participan en Segundo Foro Itinerante: Formación Docente en Educación de Adultos en Contextos Encierro Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El encuentro propuso un primer reconocimiento de que la educación podría ser un elemento a trabajar para la inclusión social y para generar un sistema educativo adecuado.

Un diálogo entre diferentes actores e instituciones vinculadas con la educación de personas privadas de libertad propició el Segundo Foro Itinerante: Formación Docente en Educación de Adultos en Contextos Encierro, organizado por la Red Chilena de Pedagogía en Contextos de Encierro (Red PECE), coordinado por Paula Zúñiga, vice directora de la Red y académica del Departamento de Educación Diferencial de la UMCE.

Durante la reunión – que contó con la asistencia de más de 200 personas, entre estudiantes, profesores y personas interesadas en el tema- fueron presentados el trabajo de la Dirección de Reinserción Social de Adultos, del Ministerio de Justicia; del Programa de Educación de Adultos en Contextos de Encierro, del Mineduc; experiencias de estudiantes que han tenido la posibilidad de ser formados en esa línea y de SENAME, que ha intentado responder a las necesidades de educación de la población juvenil.

“Las universidades tenemos una tremenda deuda con quienes han nacido y crecido en sectores marginales. Al no permitirles una educación adecuada, se les hace desertar y exponerse a riesgos sociales mayores (…). Cuánto de eso reconocemos los profesores. La academia tiene una deuda que pagar. Vamos a partir por reconocer esta deuda. No sé si podemos pagarla, pero hay que empezar a reconocerla para construir”, declaró Paula Zúñiga al inaugurar el encuentro. Ella, además de ser académica en la UMCE, ha sido educadora diferencial del SENAME durante los últimos 20 años.

En la UMCE, como Universidad Pedagógica, agregó, “declaramos formar profesionales con un fuerte compromiso social, transformacional, profesionales que pueden reconocer el territorio cultural, social, educativo, para responder con una pedagogía adecuada. El encuentro de hoy es un reconocimiento de que la educación podría ser un elemento a trabajar para la inclusión social y para generar un sistema educativo adecuado”, sostuvo.

El objetivo de este ciclo de foros es posicionar el tema de la educación en contextos de encierro, “no enfocándonos en el desarrollo de una pedagogía especializada, sino más bien en que los profesores en formación y los que ejercen en el sistema tradicional comprendan la trayectoria de las personas en esta situación de encierro”.

Además, esperan activar el trabajo desde las universidades, “donde hay colaboración que está reconociendo la necesidad de trabajar articuladamente en un tema que es un problema país y absolutamente invisibilizado y gravísimo, si no contemplamos la proyección del crecimiento de la población entremuros de adolescentes, jóvenes y niños”, señaló.

El componente universitario en la Red PECE es fuerte, puesto que está integrada por iniciativas de cinco Universidades (de Chile, Católica Silva Henríquez, Playa Ancha, Alberto Hurtado y UMCE), además de la Asociación Chilena Pro Naciones Unidas.

Eugenio Barrios, del Ministerio de Justicia, expuso algunos datos en su presentación: entre ellos que la población penal hoy alcanza a 41 mil personas, de los cuales sólo 15 mil por año tienen acceso a la educación, y que el 85 por ciento del total no ha logrado terminar con su educación formal.

También destacó estas instancias como una alternativa para trabajar en colaboración, que facilita incidir en la vida de las personas: “debemos cubrir las grietas de la carencia. El desafío más importante es articular una red que permita hacer visible y hacer pública a la población en contexto carcelario”.

Iván Pedraza, de Educación de Adultos en Contextos de Encierro, del Ministerio de Educación, reveló que la educación de adultos, “a pesar de ser parte del sistema formal (desde el año 2005, por Decreto se trabaja el primer curriculum para la modalidad, con elementos pertinentes) no hay formación docente regular para ella. Se entiende desde la voluntad, pero sin elementos técnicos propios”, aseguró. Entre los datos sobre escolaridad que citó en su intervención, señaló que cuatro millones de chilenos –casi un tercio de la población– no terminaron el colegio, 50 mil abandonan y que el promedio de escolaridad es de 10,2 años.

Juan Carlos Bustos, del Servicio Nacional de Menores, compartió la compleja situación que desde hace muchos años afecta a esta institución. Según relató, hasta 1994, los jóvenes infractores de ley permanecían en cárceles de adultos. “Ese año se inauguró el primer centro de privación de libertad de jóvenes. A poco andar, nos dimos cuenta de que eran cárceles, pero de jóvenes, con los mismos problemas de los recintos de adultos, y que a pesar de la nueva infraestructura, no existían espacios para el quehacer educativo”.

En el SENAME, añadió, “hemos sido capaces de entender que no somos una isla y debemos trabajar con otros servicios de manera mancomunada. Hemos logrado avanzar con dificultad y contar con escuelas en casi todas las regiones”, informó.

Pablo Castro, estudiante de Educación Diferencial de la UMCE, mención Problemas de Aprendizaje también relató parte de su experiencia participando en campañas de alfabetización en la Penitenciaría: “la educación debe tener un rol transformacional por sobre reproductivo, pero desde su génesis”, aseguró.

Para Paula Zúñiga, los programas educativos de liceos que funcionan al interior de los centros penitenciarios o de jóvenes y niños “no contemplan elementos básicos. Por ejemplo, que los estudiantes están siendo vulnerados en sus derechos más elementales como la libertad o el derecho a tener una familia. Debemos conseguir la comprensión de que la pedagogía, para ser pertinente, tiene que tributar al sujeto y a su contexto particular”, concluyó.

Red Chilena de Pedagogía en Contextos de Encierro (Red PECE)
Desde agosto del 2015, la Red Chilena de Pedagogía en Contextos de Encierro (Red PECE) reúne una serie de iniciativas pedagógicas de instituciones, colectivos, agrupaciones y personas que consideran “la educación de niños, jóvenes y adultos como un derecho inalienable del ser humano y asumen el desafío ético/político de aportar en la construcción de propuestas pedagógicas, centradas en los sujetos y con pertinencia sociocultural, especialmente orientadas a quienes se encuentran marginados de los procesos formales de educación y/o circulan por centros cerrados, semicerrados, abiertos, de protección o cárceles”. Esto, considerando -dicen- que “el sistema educacional tradicional no brinda oportunidades de aprendizajes y desarrollo integrales que acoja la diversidad de los sujetos en distintos contextos”.

Para ello, crearon un ciclo que abriera un espacio de discusión y reflexión en torno al sentido de educar en contextos de encierro y privación de libertad en 6 foros programados entre abril y octubre, en alguna de las instituciones integrantes de la Red.

 

Visto 771 veces Modificado por última vez en Lunes, 05 Junio 2017 14:02
ta
logo pace2
Icon
s info ta