Sábado, 26 Junio 2021 03:47

Antonio López, presidente de la Comisión Institucional de Autoevaluación, Desarrollo y Calidad: “Las catarsis ya ocurrieron, ahora debemos ponernos a trabajar alineados/as” Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

“Lo que inspira a esta comisión es fortalecer una instancia comunitaria que surgió con la urgencia necesaria para una nueva acreditación, también influida por el impacto de los malos resultados en el último proceso”, afirmó.

En agosto del año 2020, en pleno confinamiento por la crisis sanitaria en el país, se constituyó oficialmente, y en modalidad virtual, la Comisión Institucional de Autoevaluación, Desarrollo y Calidad en la UMCE, integrada por 18 representantes de todos los estamentos de la comunidad universitaria. Esta Comisión se orienta a conducir procesos, definir estrategias y proponer mecanismos de mejoramiento continuo en las distintas áreas del quehacer universitario.

Semanas después, la misma comisión elegía a su presidente: Antonio López Suárez, kinesiólogo de profesión, Magíster en Epidemiología Clínica y Filosofía de la Mente, Lenguaje y Cognición, con experiencia en procesos de gestión e innovación curricular, y director del Departamento de Kinesiología de la UMCE desde el 1 de julio del 2019.

Desde entonces, el director López ha encabezado el trabajo ininterrumpido de este equipo, del que destacó su origen e inspiración: “surgió a partir de una necesidad comunitaria, primero en una Facultad, luego en el Consejo Académico –uno de los principales cuerpos colegiados en la UMCE- transformándose pronto en una propuesta que se fue perfeccionando hasta materializarse a mediados del año 2020”.

Lo que inspira a esta Comisión, continuó, “es fortalecer una instancia comunitaria con la urgencia necesaria para una nueva acreditación, también influida por el impacto de los malos resultados en el último proceso y que creo es una buena respuesta porque se generó desde la propia comunidad. Pretende representar a los tres estamentos, en distintos niveles, tiene carácter permanente y aborda transversalmente temas relevantes para la institución, no sólo acreditación, sino también calidad y desarrollo”.

Integrantes

Sobre su composición, Antonio López explicó que está compuesta por los tres estamentos: “sus miembros deben tener algún tipo de representatividad. Además de los decanos/as –las 4 Facultades están integradas a través de sus decanas/os- hay directores/as que fueron elegidos/as en sus propios Consejos de Facultad y otros/as que fueron propuestos/as por los propios Departamentos Académicos y luego votados/as. Para el caso de los/as funcionarios/as administrativos/as, el ejercicio se hizo a través de los gremios, que estuvieron a cargo de la búsqueda de representantes dentro de su comunidad”.

La participación estudiantil ha sido más difícil de concretar, afirmó: “los cupos para estudiantes fueron uno para postgrado, quien fue elegida inmediatamente, y dos para pregrado, que ha sido más difícil de concretar. Creemos que eso tiene que ver también con el contexto de la organización estudiantil que opera en la Universidad hace algún tiempo”.

Respecto de la figura y función de esta Comisión en el marco general de procesos universitarios de acreditación, Antonio López señaló que “las universidades tienen distintas modalidades en la orgánica de la institución, y la forma de abordar los procesos no es uniforme, sino variable”.

Es así que en su descripción, la comisión declara que “la UMCE asume que la autoevaluación institucional es un proceso participativo orientado a un examen crítico, analítico y sistemático del cumplimiento de los criterios y estándares institucionales definidos por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) (…) que proyecte a la institución más allá́ de los procesos evaluativos de la acreditación, avanzando hacia un proyecto de desarrollo universitario compartido por toda la comunidad UMCE”.
Es por ello, agregó el director, que “en su carácter permanente y participativo de la comunidad, esta Comisión tendrá que tener su espacio orgánico para situarla de manera pertinente en el organigrama de la institución”.

Otro integrante permanente en la Comisión es el representante de la Dirección de Aseguramiento de la Calidad (DAC): su director. “En el camino también se ha ido integrando todo el equipo de la DAC y no sólo el director, cuyos/as profesionales están trabajando directamente con los distintos comités”.

El rol de esta Dirección, continuó el presidente de la Comisión, “es brindar apoyo técnico permanente. En la práctica, con el director nos reunimos una o más veces durante la semana para articular los distintos procesos y no sólo el trabajo directo de la Comisión, sino también con otras instancias”.

Avances

Durante el segundo semestre del 2020, la Comisión desarrolló un exhaustivo trabajo “en los estados de avance de las distintas áreas. Esa labor concluyó en la redacción de informes y la captura de muchos relatos, pero el más concreto fue tomar el acuerdo de la CNA sobre debilidades, actualizarlas y luego identificar las áreas más preocupantes y prioritarias a superar. También hemos identificado algunos logros: por ejemplo, en el área de procesos administrativos y académicos, la implementación de la plataforma Ucampus ha sido relevante, aunque requiere de una evaluación de impacto para evidenciarlo”.

Hoy trabajan con reuniones semanales -al menos- pero durante el año pasado, “cuando los comités realizaron los estados de avance y de debilidades del último proceso de acreditación aumentó a dos veces a la semana e incluso más. El trabajo fue bien intenso y volverá a serlo a partir del lanzamiento del nuevo proceso de autoevaluación”, adelantó.

Participación

Actualmente, la principal instancia de participación propiciada por la Comisión está dada a partir “del trabajo que realizan los comités y a los que se invitó a participar a personas que han manifestado su interés o a quienes hemos convocado por su experiencia y habilidades para contribuir en el trabajo y las tareas que implica el proceso”.

El estamento estudiantil, añadió, “ha sido el grupo más difícil de convocar. Ahora recurrimos a los Departamentos Académicos y ellos nos han permitido invitar a estudiantes que han expresado su motivación a trabajar en el proceso de autoevaluación junto a la Comisión. Esto ha permitido iniciar lo que hemos llamado ‘un proceso de formalización progresiva de participación de parte de los estudiantes’ que esperamos prospere y sea continua.

Articulación con Tutoría UFRO

Antonio López compartió que de manera periódica también están reuniéndose con equipos de la Universidad de la Frontera (UFRO): “ellos nos han acompañado en el proceso porque parte del plan de tutoría es justamente brindar apoyo a la autoevaluación. Poco a poco hemos ido conociendo cómo este plan tributa al proceso de autoevaluación y a la superación de las debilidades”.

Desafíos inmediatos

Realizar un excelente inicio de proceso de autoevaluación, que comienza oficialmente el jueves 1 de julio, “es el principal desafío de esta Comisión en el futuro inmediato. Queremos echar a andar una épica institucional, porque nos tiene que ir bien. Las catarsis ya ocurrieron y lloramos todo lo que había que llorar. Ahora debemos ponernos a trabajar; nos debemos alinear en pos de este objetivo común”, concluyó.

Visto 386 veces Modificado por última vez en Martes, 29 Junio 2021 02:22
off liceo a5