Imprimir esta página
Jueves, 13 Octubre 2016 18:35

Proyecto PMI - UMCE realiza encuentro con actores del sistema escolar para mejorar formación profesional Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El encuentro fue organizado por el equipo de trabajo del proyecto PMI – UMCE, y contó con la participación de la especialista Carmen Montecinos, quien ha desarrollado una línea de investigación sobre formación práctica, liderazgo pedagógico, aprendizaje y motivación.

Directores y coordinadores pedagógicos de establecimientos adscritos al Programa PACE – UMCE, así como docentes del Liceo A5 - UMCE, participaron en una nueva jornada de trabajo para el fortalecimiento conjunto de la formación inicial docente, a partir del encuentro entre el saber escolar y de las casas formadoras.

El encuentro fue organizado por el equipo de trabajo del proyecto PMI – UMCE “Fortalecimiento de la formación de profesores de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación a través de la investigación sobre la práctica pedagógica, en vinculación con el sistema escolar, con altos estándares de calidad” (UMCE1505) y contó con la participación de la especialista de la Escuela de Sicología de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Carmen Montecinos, quien ha desarrollado una línea de investigación sobre liderazgo pedagógico, aprendizaje y motivación de los docentes y estudios sobre autoevaluación institucional y políticas educativas.

El vicerrector académico de la UMCE, Claudio Almonacid, reconoció la importancia de este encuentro: “aquí estamos generando la conversación con los equipos técnicos y profesores para reconocer, para aprender de su experiencia, e incorporar aquello en el rediseño curricular, pensando que el producto que vamos a tener de aquí es la creación de un campus pedagógico donde nuestros estudiantes se van a insertar en esta nueva perspectiva”.

Claudio Pérez, coordinador académico del proyecto, explicó que están realizando una articulación muy importante vinculada al sistema escolar: “queremos que docentes y directivos de escuelas y liceos lleguen a ser participantes interactivos con el equipo UMCE para la construcción de modelo de práctica y para levantar un nuevo modelo de investigación, mejorar las capacidades de reflexión de nuestros estudiantes acerca de su propia práctica”.

A través de jornadas como ésta, agregó, “se recogen insumos a partir de preguntas específicas circunscritas a ciertas temáticas. Los establecimientos nos ayudan con esas respuestas, pero también con nuevas preguntas que nos devuelven, y que son muy necesarias, porque ellos son quienes mejor conocen la realidad del sistema escolar”.

La idea del rediseño curricular que se plantea en el proyecto PMI pretende estar vinculado “con el sistema escolar de acuerdo a las necesidades que éste también tiene y relevando la importancia de la co-formación que tienen los centros educativos con nuestros estudiantes en práctica. Ese es el foco principal y de ahí nace la idea de remirar las prácticas desde la institución y desde las casas formadoras o desde los establecimientos”, sostuvo uno de los representantes del grupo de trabajo del objetivo asociado a la Actualización de programas de estudio en el proyecto PMI – UMCE, César Arias, y secretario de la Facultad de Artes y Educación Física de la UMCE.

Entendiendo la importancia de los establecimientos, agregó, “ya no se miraría como alguien que presta un servicio para que los estudiantes realicen sus prácticas, sino como otra parte de la formación, como una pieza del engranaje que participa en la formación del estudiante y parte de la Universidad. De ahí que lo que se esté pensando es la vinculación con miras a un campus pedagógico pero también una comunidad de aprendizaje”.

Para la coordinadora general de Prácticas de la UMCE, Ximena Varela, “se trata principalmente de abordar una mirada acorde a las necesidades de los colegios, no sólo a la parte formativa curricular, sino también a la contingencia, a la convivencia escolar, a la integración, discriminación, inclusión”.

A su juicio, es necesario que los alumnos “estén empapados no sólo de lo academicista, sino también que tengan el sello humano, con valores propios de la UMCE impregnados, que sean alumnos que reflexionen a través de su práctica y además que sean alumnos que vibren con lo que hacen día a día en establecimientos convencionales o no (escuelas hospitalarias, recintos carcelarios, museos), que sientan la vocación de servicio”.

A su vez, la coordinadora institucional del programa PACE – UMCE, Ana María Soto, manifestó que “si bien el programa tiene un foco en el apoyo a los jóvenes dentro de las escuelas y al desarrollo o instalación de mejores capacidades para pensar el futuro, el foco más amplio y contextual de esas oportunidades es la escuela y, por tanto, es fundamental demostrar una mirada institucional para realizar una co-construcción de la escuela que además lo sea de la formación de profesores”, concluyó.

Teoría Social del Aprendizaje

Carmen Montecinos presentó algunos resultados de sus investigaciones y experiencias sobre los efectos de la Teoría Social del Aprendizaje para la formación inicial docente que comprenden el conocimiento y el aprendizaje docente como fenómenos sociales y culturales, situados en los contextos en los cuales se implementan actividades auténticas del desempeño profesional. Sus estudios confirman la importancia de la formación práctica en el desarrollo de las capacidades  docentes, así como la experiencia fundamental que poseen los establecimientos escolares para contribuir sustantivamente al proceso de formación de los docentes.

También se refirió a la importancia de lograr una mayor coherencia entre las actividades que el practicante realiza en su formación práctica en la escuela y lo que establece su programa de formación: “es necesario que el practicante desarrolle la capacidad de pensar como profesor a partir del desarrollo de tareas auténticas del desempeño profesional. Por ejemplo, no le pedimos a un profesor que se dedique todo el tiempo a hacer bitácoras. Es necesario que el practicante pueda hacer cosas junto a los profesores de las escuelas, conversar con ellos, diseñar actividades, etc.  También es importante que avance hacia tareas  en contextos de creciente complejidad, con muchos estudiantes a la vez, múltiples objetivos académicos, sociales y organizacionales. Porque la enseñanza es de alta complejidad, el profesor debe estar atento a múltiples factores. Y esto requiere del trabajo colaborativo con el sistema escolar porque las escuelas conocen la complejidad”.

Visto 1183 veces Modificado por última vez en Jueves, 13 Octubre 2016 21:00
Gladys Acuña Duarte

Lo último de Gladys Acuña Duarte

Artículos relacionados (por etiqueta)