Un llamado a la comunidad universitaria a continuar mejorando la formación docente, no sólo en la etapa inicial, sino también durante su formación postgradual, realizó el rector de la UMCE, Jaime Espinosa, en la Ceremonia Oficial de Inauguración del Año Académico 2015 de los Programas de Postgrado.

Una obra singular en la escena nacional está presentándose por estos días en sala Nemesio Antúnez de la UMCE. Se trata la exhibición “Obras Recientes”, del destacado artista chileno Gonzalo Cienfuegos y que se expondrá hasta fines de abril.

Dos nuevos especialistas finalizaron de manera exitosa su paso por el Programa de Doctorado en Educación que imparte la Dirección de Postgrado. Se trata de Nancy Zamorano Segura e Iván Castro de Almeida, quienes presentaron su examen final para optar al grado de Doctor en Educación de la UMCE.

Grabados, pinturas y esculturas conforman la exhibición “Obras Recientes”, que el destacado artista chileno Gonzalo Cienfuegos expondrá  en la sala Nemesio Antúnez de la UMCE, entre el 9 y el 29 de abril.

Un recorrido por hallazgos y experiencias de sus estudios realizados durante los últimos 15 años presentó la investigadora y académica de la UMCE, y actual directora del Programa de Doctorado en Educación de esta casa de estudios, Nolfa Ibáñez, en el Seminario Educación e Interculturalidad: Desafíos y Proyecciones. Programa de Investigación 2000-2014. 

“Nuestro propósito siempre fue comprender mejor la diversidad de situaciones educativas para poder aportar a la formación docente y contribuir al cambio necesario”, señaló la académica, al contextualizar el programa de investigación desarrollado.

Nolfa Ibáñez destacó especialmente la colaboración –y presencia en el seminario- del biólogo y epistemólogo, Premio Nacional de Ciencias Naturales 1994, Humberto Maturana, “quien con su extraordinaria generosidad nos permitió aprender de él por años y tratar de comprender de mejor manera lo que significa la diversidad y mirar de una manera distinta los fenómenos del aprendizaje y del conocimiento”, sostuvo.

Nolfa Ibáñez recordó las investigaciones realizadas con niños de corta edad “para entender cómo construyen su mundo a partir de la teoría biológica del conocimiento (Maturana) y nos dimos cuenta en ese proceso que niños que pertenecían incluso a una misma familia construían sentidos y significados para objetos o relaciones que podían ser distintos, pero que cuando crecían los nombraban con las mismas palabras. Ahí entendimos lo que decía Maturana cuando decía que las palabras ocultan, no revelan”.

A partir de esos resultados, sus equipos de trabajo se preguntaron qué pasaba con personas de otras culturas. Entonces empezarían nuevos estudios con familias de La Araucanía para continuar investigando. De esta etapa, la académica definió como hallazgos principales la capacidad para resolver problemas en niños mapuche a edad muy temprana, la mayor autonomía que las familias le dan, así como la visibilidad del niño en la familia que también tiene características diferentes. Una nueva interrogante que surgió entonces fue “por qué estos niños que aprenden  temprana edad todo lo necesario, cuando van a la escuela obtienen malos resultados, en términos de las mediciones educacionales”.

Indagaciones posteriores les permitieron descubrir que “la escuela opera con una lógica distinta y a veces opuesta a las familias mapuche con las que hemos trabajado”. Esto, porque tras realizar comparaciones posteriores pudieron confirmar “que los profesores realizan la implementación curricular de manera similar, independiente del contexto, sobre todo en niveles iniciales, quienes hacen más o menos lo mismo, independiente de la diversidad de su grupo curso y de las enormes diferencias de su contexto de desempeño laboral”.

Al respecto, Nolfa Ibáñez fue categórica al sostener que “no es posible que un profesor que egresa vaya a una escuela rural y no pueda cambiar su forma de implementar el currículo, que no tenga herramientas para comprender que la diversidad es propia de la situación educativa, que la experiencia que trae cada cual constituyen su mundo, que no tiene por qué ser igual al que trae el profesor y que eso es legítimo (…). Qué pasa con la formación docente”, agregó, “que no estamos preparando a profesores para que efectivamente puedan trabajar contextos distintos y acoger la diversidad del estudiantado”.

Esto, porque tras sus hallazgos puede sostener que “la competencia profesional con menor presencia en todos estos estudios en el aula fue la aceptación de la diversidad. Los profesores en general no acogen la diversidad de sus estudiantes como una riqueza, ni sus experiencias previas, no las incorporan a la temática de la clase y más bien siguen una especie de patrón de la enseñanza”, enfatizó.

Proyectos de investigación posteriores permitieron ampliar la mirada hacia otras culturas –diferentes a la cultura dominante- e incorporaron luego en esos estudios a familias aymaras de Arica y Parinacota “para establecer nodos, puntos de encuentro entre estos sistemas de conocimiento local con el currículum oficial”.

Luego de todos estos trabajos, dijo, “nos dimos cuenta de que la implementación del programa de educación intercultural que hace el Ministerio de Educación adolece de verdadera pertinencia, vista desde la perspectiva del usuario, que son los profesores mapuche”, concluyó.

Tras esta presentación, un grupo de co investigadoras de los programas de indagación de Nolfa Ibáñez compartió algunas experiencias de sus estudios realizados. El grupo fue integrado por la actual decana de la Facultad de Filosofía y Educación de la UMCE, Ana María Figueroa; la investigadora de la Universidad Alberto Hurtado y ex alumna de Educación Diferencial, Tatiana Cisternas; la directora de Investigación, Tatiana Díaz; y  la decana de la Facultad de Educación de la UCINF, M. Soledad Rodríguez.

Una segunda mesa de conversación presentó la experiencia de los profesores y educadores tradicionales participantes del Programa de Investigación: Jamelia Pichón Collonao, Lidia Melipil Igayman, Osvaldo Quilaman Millao, Juan Pichun Collonao, Gloria Melipil Igayman, Marina Pichun Collonao, todos pertenecientes a la cultura mapuche.

"Consolidar lo que hemos logrado el año pasado y proyectar la sala y sus muestras" es la apuesta de la nueva temporada de exposiciones de la sala Nemesio Antúnez de la UMCE, presentada por el director de Extensión y Vinculación con el Medio, Luis Alfredo Espinoza, junto al coordinador de Cultura de la Dirección, Jorge Berríos.

Cuatro artistas y académicos de la UMCE cierran la Temporada de Exposiciones 2014 de la Sala Nemesio Antúnez con “Paisajes Intangibles”, una colección de obras de Marianella Núñez, María Elena Retamal, Julio Meyer y Roberto Bascuñán.

Dos estudiantes de Matemática de la UMCE presentaran su investigación en el Octavo Congreso Internacional y Décimo Cuarto Congreso Nacional de Investigadores en Educación, organizado por el Departamento de Educación y la Escuela de Pedagogía la Universidad de Los Lagos, y programado para los días 8 y 9 de enero de 2015.

La coordinadora Institucional de Prácticas de la UMCE, Ingrid Boerr, forma parte del grupo de especialistas internacionales que expondrá sus experiencias en el área de la inserción, en el Seminario sobre Inducción Profesional Docente organizado por el Ministerio de Educación de República Dominicana, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Universidad de Sevilla, para los días 17, 18 y 19 de diciembre, en Santo Domingo.

La coordinadora de Proyectos de Investigación de la UMCE, Ana Gálvez, fue entrevistada recientemente en uno de los capítulos del programa “Hablemos de historia” de radio UC, al que cada semana son invitados historiadores jóvenes para hablar acerca de sus investigaciones en historia.

off liceo a5