b postulantes c  b estudiantes c  b egresados c b academicos administrativo
 boton youtube c boton facebook c  boton instagram c boton twitter c
Viernes, 16 Diciembre 2022 18:11

DAE actualiza cuestionario de caracterización de mechonas/es UMCE para promover el acompañamiento integral de la trayectoria formativa Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Entre las novedades que contemplará el instrumento para el 2023, se incluyen preguntas relacionadas al mundo laboral, tiempos de traslado, cuidados y a estudiantes con necesidades educativas especiales, entre otras consultas.

Acorde a los nuevos tiempos y abordando los intereses y necesidades emergentes de las/os jóvenes que ingresan a estudiar a la UMCE para apoyar de manera pertinente y desde una perspectiva integral la trayectoria formativa de las/os estudiantes, la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) desarrolló una actualización del Cuestionario de caracterización que se aplica a los y las mechones UMCE, iniciativa liderada por la Unidad de Estudios y Observatorio DAE y desarrollada en conjunto con el Subdepartamento de Servicios Estudiantiles, el Centro de Salud Estudiantil y el Centro de Acompañamiento al Aprendizaje (CAA)

El instrumento, que se aplica en nuestra institución desde el año 2017, permite nutrir un informe disponible anualmente para la comunidad universitaria que incorpora datos de caracterización sociodemográfica y académica de los y las estudiantes que ingresan año a año a la UMCE y entrega antecedentes que posibilitan prever necesidades que podrían presentar las/os estudiantes durante su carrera e implementar acciones de acompañamiento desde una perspectiva integral.

Francisca Donoso, encargada de la Unidad de Estudios y Observatorio DAE, se refiere a la relevancia de este instrumento que permite dar cuenta apropiadamente de los múltiples factores que se vinculan con el acompañamiento y apoyo a los y las estudiantes y el porqué es tan necesaria su actualización: “Si bien el instrumento ya contenía preguntas respecto a la situación laboral de las/os estudiantes, si tenían hijas/os, si pertenecían a pueblos originarios y una serie de variables que nos permitían orientar y delinear ciertas situaciones que pudieran requerir de acompañamiento, con la incorporación del CAA a la DAE surgió el nuevo desafío de revisar el cuestionario mediante una Comisión de Instrumentos que estuvo conformada por representantes de los subdepartamentos de la DAE, del CAA, y que también contó con invitadas/os de la Central de Recursos Pedagógicos para la Inclusión (CREPPI), de la Oficina de Género y Sexualidades y del Programa de Acceso a la Educación Superior (PACE UMCE) quienes participaron en sesiones complementarias”, detalla.

La primera gran tarea que nos propusimos como comisión, indica Francisca Donoso, fue “rediseñar el cuestionario porque observamos que cada vez surgían más necesidades en las nuevas cohortes y también en consideración a que las/os jóvenes tienen muchas actividades vitales para ellas/os que no están focalizadas sólo en la universidad, o también otras/os que necesitan trabajar y quieren estudiar”.

Al respecto, María Elena Arriagada, coordinadora del CAA, destaca este trabajo conjunto que ha permitido aunar criterios y, en un solo instrumento, poder recabar información centralizada que sea de utilidad para todas las unidades para así poder mirar y apoyar a las/os estudiantes de manera integral: “con esta información más completa cada subunidad recoge datos que permiten realizar acciones más pertinentes y adecuadas, ya que, por ejemplo, desde el 2019 en adelante, la configuración del/la estudiante ha ido cambiando, y las universidades debemos hacernos cargo de esos cambios, lo que implica que el acompañamiento que entregan estas unidades se desarrolle también desde los departamentos académicos, por ello, este instrumento es importante ya que ahí se puede tomar la información necesaria para poder conocer a las/os estudiantes en un perfil de ingreso. Esto nos permite ver cómo va a ser la permanencia, la trayectoria, el egreso y titulación”, señala.

Todas las universidades, agrega Francisca Donoso, se están viendo desafiadas por los nuevos perfiles de ingreso: “ya no tenemos el mismo tipo de estudiante de una década atrás y necesitamos estar cada vez más al día y conocer en mayor profundidad con qué características vienen nuestras/os estudiantes, no solamente académicas sino también personales porque, de esa manera, podemos entregar un acompañamiento integral y, para ir delineando todos esos acompañamientos, es que hicimos este esfuerzo conjunto. Este cuestionario está hecho de manera colaborativa”, enfatiza.

Actualización del instrumento

Entre las novedades que contempla el instrumento para el 2023 se encuentran preguntas que permiten comprender mejor la realidad de los y las estudiantes y sensibilizar sobre aspectos sociales y demográficos como, por ejemplo, el tiempo de demora en el traslado desde sus hogares al campus universitario, el medio de transporte que utilizan, sus contactos de emergencia, el uso del nombre social, tiempo que destinan al cuidado de niños, adultos mayores y personas en situación de discapacidad física, mental o con enfermedades crónicas, nivel de escolaridad del padre y de la madre, si son primera generación de su familia en cursar estudios universitarios, paternidad y maternidad,  condiciones de discapacidad, trastornos de aprendizaje o diagnósticos de algún trastorno que requiera apoyo, si durante su escolaridad fueron alumnos del Programa de Integración Escolar (PIE), si requieren algún ajuste razonable para sus actividades académicas y práctica de actividad física, entre otras preguntas.

A raíz del informe emanado del cuestionario, señala María Elena Arriagada, el CAA orienta el acompañamiento acorde a la distribución de intereses de las/os estudiantes, llevando a cabo talleres y distintas actividades que realmente responden a tendencias atractivas para nuestras/os estudiantes, armonizando así la vida universitaria.

Próximamente, indica Francisca Donoso, “proyectamos aplicar este cuestionario de caracterización en tres momentos: al inicio de la carrera, en tercer año y en quinto año. Esto nos permitirá tener una caracterización de la trayectoria del estudiante más que solo un momento aislado, lo que irá en directo beneficio de los departamentos académicos para evaluar la incidencia de la universidad en el proceso formativo del/la estudiante y podamos contar con información actualizada respecto a sus características específicas y cómo estas características van evolucionando en el tiempo”.

Visto 804 veces Modificado por última vez en Viernes, 16 Diciembre 2022 20:11