Lunes, 23 Abril 2018 14:32

Artista y profesor del Departamento de Artes Visuales inaugura exposición en sala Nemesio Antúnez Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Julio Meyer es un artista que ha tenido dos direcciones en el inicio del camino del arte: la formación y la creación. Su muestra estará abierta hasta el 10 de mayo.

Diez piezas de cerámica esmaltada de mediano formato integran la muestra “Naturaleza Muerta”, del artista y profesor del Departamento de Artes Visuales de la UMCE, Julio Meyer, que hasta el 10 de mayo permanecerá en exhibición en la Sala de Exposiciones Nemesio Antúnez de la UMCE.

El artista asocia el nombre de su exposición al deterioro del medio ambiente, que representa en árboles metalizados, lunas oscuras, soles incandescentes y fruta que ha perdido su naturaleza original: “nostalgia de mi terruño”, declara. “Soy penquista de nacimiento pero me siento más pegado a la tierra chillaneja porque viví mi adolescencia en el campo. Mi imaginario tiene que ver con la montaña, con árboles y con animales”. Y eso abunda en “Naturaleza Muerta”.

El coordinador de Cultura de la Dirección de Extensión, Jorge Berríos, comparte esta opinión en el catálogo del artista: su “nombre que solo se sostiene porque las referencias o excusas creativas que ha tenido nos pueden dar cierta aproximación en su génesis a la forma modelada, pero que en su proceso deriva a formas orgánicas llenas de vida que forman síntesis acabadas de paisajes o escenarios consistentes, a partir de la representación en un modelado”.

“Julio Meyer es un artista que ha tenido dos direcciones en el inicio del camino del arte, la formación y la creación, en algunos momentos fueron paralelos y en otros se cruzaron, esto no porque se diferenciaran o fuera uno más relevante que el otro, diría más bien que fue la escasez del tesoro más importante de nuestros días, el tiempo, el que le hizo abocarse a la entrega de conocimientos a varias generaciones de estudiantes y no al modelado”, agrega.

Jugando un poco a dios
“La cerámica es una técnica bastante compleja. Usa los cuatro elementos: aire, agua, fuego y tierra. Ahí se conjuga todo”, explica el artista. “Uno le puede hacer mucho al material, incluso daño: ‘el material no te va a hacer nada a ti, entonces hay que perderle el miedo al material’, le digo a mis alumnos”.

“Lo que yo hago hoy acá es tomar lo que entrega la naturaleza y darle una mirada diferente. Lo que hace diferente la creación de la naturaleza de la creación del hombre es la conciencia. La naturaleza es inconsciente. Pero uno nunca sabe qué va a salir del fuego” agrega.

Ganador de la VIII Bienal Regional de Cerámica Artística de la Universidad de Playa Ancha el 2012, al ser galardonado afirmó: “la cerámica es un oficio noble y bizarro, entre todos el primero, pues en el arte del barro Dios fue el primer alfarero y el hombre el primer cacharro”.

 

         

 

 

Visto 1401 veces Modificado por última vez en Lunes, 23 Abril 2018 15:36
off liceo a5