Viernes, 01 Septiembre 2023 21:30

Dra. Nuria Solsona presenta conferencia sobre educación científica y género Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La consultora internacional en coeducación planteó los desafíos y proyecciones para avanzar en una investigación didáctica de las ciencias experimentales con perspectiva de género.

La destacada investigadora y referente en formación del profesorado a nivel mundial, Dra. Nuria Solsona Pairó, presentó recientemente en la UMCE la conferencia “Género y ciencia en la investigación didáctica”, instancia en la que expuso la relevancia de las mujeres en el área de la ciencia a lo largo de la historia y los desafíos, aportes y oportunidades para desarrollar una educación científica con perspectiva de género y educación en igualdad.

En la cita organizada por el Departamento de Física en conjunto con el programa de Magíster en didáctica de las ciencias naturales y matemáticas de la UMCE, la decana de la Facultad de Ciencias Básicas, Dra. Patricia Castañeda Pezo, destacó el aporte de la investigadora en materia de didáctica de las ciencias experimentales y género. Es un honor, dijo, “para nuestra Facultad, contar con la presencia de Nuria Solsona, académica de la Universidad Autónoma de Barcelona (España) e investigadora en coeducación e historia de la ciencia, quien, además, integra el grupo de trabajo interdisciplinar del proyecto plurales ‘Educación en igualdad’ y es autora de numerosas publicaciones sobre estas materias”. 

La decana, igualmente, se refirió a la contribución de los trabajos de la académica como referencia e información para incorporar la coeducación en las aulas. “A partir de la ausencia de las mujeres en la historia de la ciencia y su invisibilización, denuncia la falta de incentivos para que las estudiantes opten por las carreras de tecnología y ciencia, también reivindica el reconocimiento del saber científico de las mujeres relacionado con las tareas del cuidado que históricamente le han sido encomendadas. Propone cambiar el contexto de aprendizaje de la química, sustituyendo el laboratorio escolar por lo que ella denomina una cocina laboratorio, buscando la inclusión en el conocimiento escolar de los saberes tradicionalmente adjudicados a las mujeres y asociadas al cuidado, así lo plantea en trabajos como la química de la cocina. Entre otras publicaciones Nuria también es autora de 'Ni princesas ni piratas' un libro que ayuda a educar a niños y niñas en libertad a través de la coeducación, promoviendo la igualdad de oportunidades y alejándonos de los estereotipos", complementó.

Panorama educativo

En una apasionante charla, la investigadora y consultora internacional planteó los objetivos de la educación superior, los desafíos, alcances y proyecciones para seguir avanzando en educación científica y en investigación didáctica de las ciencias experimentales y género. “Si ustedes reflexionan brevemente sobre la educación científica, se darán cuenta de que intentamos ofrecer un tipo de educación que tenga en cuenta las características personales e individuales de cada una de las y los estudiantes que están en la clase, pero no tenemos en cuenta la primera diferencia que hay entre un chico y una chica, y es que, al nacer, se atribuye un sexo en función de los genitales, y se dice: es un chico, es una chica; y, a partir de ese momento, se continúa caracterizando el comportamiento, las expectativas, las iniciativas esperadas de aquella criatura en función de esa primera asignación que se le ha hecho al nacer, y eso no lo tenemos en cuenta en las aulas, no lo tenemos en cuenta en los salones de clase. Tenemos en cuenta diferencias culturales de origen social, pero nunca tenemos en cuenta la diferencia entre tener chicos y chicas”, explicó Nuria Solsona.

Debemos avanzar en una perspectiva en la cual el género sea el eje transversal de todas las investigaciones, agregó, “no puede haber investigaciones didácticas sin perspectiva de género, si no introducimos la perspectiva de género, hay cosas que no las podemos ver, por ello, antes de empezar cualquier investigación didáctica hay que introducir la perspectiva de género, una perspectiva que sea interseccional, que nos hable del conocimiento situado y que se establezca con  perspectiva de género de principio a fin. El análisis e interpretación de datos siempre deben ir desagregados, siempre femenino y masculino”.

Entre sus recomendaciones para avanzar en una educación científica con perspectiva de género, la Dra. Solsona indicó que la investigación de género no debe ser única y exclusivamente teórica, sino que tiene una parte práctica y de acción para entender el origen de las desigualdades, mejorar el rendimiento del medio de aprendizaje y afrontar la diversidad.

Acción conjunta entre mujeres y hombres

Otro aspecto interesante, añadió la académica, “es la interrelación entre el modelo femenino y el masculino. No podemos avanzar las mujeres solas, tenemos y necesitamos el componente del modelo masculino, se requiere una acción conjunta entre mujeres y hombres. Debemos olvidar las pretensiones positivistas de ciencia neutra, ciencia objetiva, sin valores, y debemos tener en cuenta las emociones. Debemos revisar y ampliar lo que se entiende por ciencia. Es fundamental con el concepto estrecho y reduccionista de la ciencia tradicional, no podemos incorporar una perspectiva de género amplia. Necesitamos ampliar el concepto de ciencia e incluir aquellas actividades que han estado tradicionalmente en manos de las mujeres", señaló. Asimismo, la especialista hizo hincapié en la importancia de observar cómo se cruza el género y otros ejes de desigualdad y cómo estos cruces configuran experiencias de opresión y privilegio.

Brecha de género en ciencias

Por otra parte, Nuria Solsona se refirió a la brecha de género a nivel mundial en el ámbito científico: “Solo hay un 33% de mujeres presentes en el área de la ciencia. Las mujeres que trabajan en la comunidad científica lo hacen en los márgenes, normalmente, no son las jefas de investigación. Por otra parte, la educación Stem no está dando los resultados esperados, las chicas no se entusiasman porque hay un problema de modelo de ciencia y tecnología dicotómica.  El modelo de ciencia objetiva y neutral aleja a las niñas y a las estudiantes de los saberes científicos. Debemos trabajar con una ciencia escolar con valores entendiendo que la socialización primaria se produce en casa, en la familia. Debemos explorar los modelos mentales del profesorado y cambiar el contexto de aprendizaje de la física, la química y los aspectos didácticos básicos”, enfatizó.

Proyecciones

Según la experta, para proyectar la educación científica y la investigación atrayendo el interés de las mujeres por la ciencia es necesario tomar acciones sobre el profesorado. “Hay que hacer investigación sobre cuáles son las características del profesorado actual que tenemos en educación básica, media y en la universidad, desde una perspectiva de género. Tenemos que tomar acciones relacionadas con el currículum, cambiar los contextos de aprendizaje y hay que introducir lo que llamamos contranarrativas.  Hasta ahora hemos ofrecido relatos y narrativas de mujeres científicas y tecnológicas exitosas, y nos funciona medianamente, por lo tanto, hay que introducir relatos de mujeres que han tenido dificultades en su carrera científica y que han sido capaces de superar esas dificultades, y que ahora son mujeres exitosas”, sostuvo.

Otro aspecto que también funciona muy bien, agregó, “es el de las mentoras, mujeres expertas profesionalmente en la materia en la que se está trabajando y que, de alguna manera, mentorizan a la estudiante, pero tiene que ser en edades lo más pequeñas posibles, ya que cuando intentamos hacer acciones a nivel de secundaria llegamos tarde, pues las chicas ya han decidido lo que quieren estudiar”, sentenció.

Visto 541 veces Modificado por última vez en Lunes, 04 Septiembre 2023 12:15