Exposición Juventud

 

Los artistas que participan en esta exposición son un grupo multidisciplinario que no busca exhibir un discurso monolítico. Tampoco aspiran a crear piezas que material, conceptual o formalmente participen de una retórica coherente y grandiosa, porque lo que los une como artistas es que comparten un fondo común y un vínculo afectivo, producto de sus experiencias y aspiraciones artísticas relacionadas con la experiencia reciente de ser joven en Chile durante los primeros años del 2000. Hoy, con edades comprendidas entre los 31 y los 36 años, tienen como objetivo crear trabajos que de alguna manera conmemoren esta experiencia compartida del tiempo, reflexionando sobre una noción de juventud que se siente muy cerca, casi presente.

Abordando clichés sobre la nostalgia y la crítica intergeneracional, esta muestra presenta una serie de obras que observan desde diferentes perspectivas nociones asociadas a experiencias propias de la juventud (las suya o la de otros), como el descubrimiento sexual, la rebeldía, el sentimiento (nuevo) de libertad o autonomía, o el límite mismo de la juventud.

Juventud no se entiende como un concepto unitario y restringido a una temporalidad específica. Los trabajos aquí expuestos se conciben a partir de una mirada amplia que va desde especular sobre conductas animales pre humanas, generar acciones poéticas y observar casi documentalmente a una generación; sus productos sociales y culturales.

Para estos artistas es importante desarrollar una perspectiva crítica y simbólica sobre la juventud ahora, antes de que la distancia del tiempo y la nostalgia emocional, revoquen una reflexión coherente sobre lo que significa ser joven. Y dejar de serlo.


 

UNA MIRADA COMPARTIDA

Hace un tiempo leí un reportaje que planteaba que la música que uno escucha durante la juventud nos gusta durante el resto de nuestras vidas. Esto tenía relación con la memoria imberbe, también con los sonidos de todas aquellas primeras decisiones o experiencias. Lo anterior me recuerda a una frase de Roland Barthes: “Sólo las imágenes de mi juventud me fascinan”.

Constanza Alarcón Tennen, Claudia Bitrán, Cristóbal Cea, José Pedro Godoy, Felipe Muhr y Paz Ortúzar son amigos, fueron jóvenes durante la misma época y han compartido el desarrollo de sus carreras juntos.

La Organización Mundial de la Salud establece que son parte de la juventud aquellas personas entre los 15 y 24 años. Estos artistas ya no son jóvenes según esta definición, pero todos concuerdan en que las imágenes y experiencias que marcaron sus juventudes continúan motivando y evolucionando en sus trabajos actualmente.

Este es un grupo de artistas que investiga, apuesta e infringe los límites de sus propias prácticas. Desde que compartieron taller durante su juventud, han mantenido una tenaz energía revolucionaria.

Conocí a cada uno de estos artistas de manera individual, el primero me mostró la obra del siguiente y así sucesivamente hasta que me relacioné con todos en su conjunto. Me interesa su diálogo horizontal, el apoyo y el respeto por el quehacer de cada uno, y que a pesar de ser muy diversos, tienen un inicio en común, una mirada - acaso- compartida.

Jorge Tacla

 


 

Algunas Imágenes

 

 

 

ta
logo pace2
Icon
s info ta