Imprimir esta página
Jueves, 02 Enero 2020 17:06

Biología evolutiva en insectos Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Este ámbito de estudio está incluido en una de las líneas de investigación del Magíster en Ciencias con mención en Entomología, la que busca entregar herramientas teóricas para entender diferentes fenómenos biológicos.

El estudio de la evolución en insectos permite dimensionar su importancia ecosistémica y también su contribución a contextos aplicados con los que convivimos día a día, como la agricultura y la medicina.

Haciéndose cargo de estos aspectos, que son de suma importancia en la formación de investigadores en Entomología para nuestro país, el programa de Magíster en Ciencias con mención en Entomología tiene como una de sus líneas de investigación la Ecología y Evolución de insectos.

Respecto de la evolución, esta es entendida en términos generales, como el proceso de cambio que ocurre en los organismos a través de las generaciones, que se puede expresar en el fenotipo (atributo heredable) pero también en el material genético (diversidad de genes y variantes dentro de la población), según explica el Dr. Luis Flores, académico del Instituto de Entomología. “Hay diferentes factores que promueven la evolución, a los que también se les conoce como fuerzas evolutivas, y también existen consecuencias ecológico-evolutivas que están relacionadas con este proceso”, detalla.

“Comprender fenómenos relacionados con la evolución de los insectos es una contribución relevante para la formación de los graduados del Magíster, ya que en la base de diferentes fenómenos biológicos está el proceso evolutivo”, plantea el académico.

Así, existen ejemplos derivados de diferentes estudios, como lo son las enfermedades parasitarias, donde se puede recurrir a ciertas explicaciones de carácter macroevolutivo para su comprensión. “Este corresponde a un proceso coevolutivo donde el linaje del parásito afecta negativamente el linaje del hospedero, pero en este último pueden evolucionar respuestas adaptativas que inciden también en la evolución del parásito. Esta dimensión evolutiva de la relación parásito-hospedero permite una perspectiva de análisis más amplia en problemas biomédicos”, agrega.

Otro fenómeno que puede ser entendido desde la perspectiva evolutiva, pero de relaciones benéficas entre las especies, lo constituye la polinización. “La evolución de las plantas con flores tuvo incidencia en la evolución de los insectos que se alimentaban de recursos producidos por las flores, y viceversa. Este proceso coevolutivo promovió la diversificación de plantas y la variación de sus flores en cuanto forma, colores y compuestos químicos, así como también en la diversificación de los polinizadores.”, explica el Dr. Flores. También agrega otro ejemplo: “En ciertas regiones se han introducido especies de plantas que no han evolucionado en ese ambiente, como árboles frutales para la producción comercial. Si alguna de esas especies vegetales requiere de polinización por insectos, algunas preguntas de interés aplicado son qué  polinizadores nativos podrían tener una mayor eficiencia para la producción frutal y cómo la introducción de esta especie vegetal afectaría los procesos microevolutivos de los polinizadores. Resolver dichas preguntas requiere generar conocimiento básico en la relación polinizador-planta desde una perspectiva evolutiva además de ecológica”.

De esta forma “nuestro Programa de Magíster, en cuanto al ámbito de la Biología Evolutiva incluída en la línea de Ecología y Evolución de insectos, entrega formación rigurosa respecto de  las teorías evolutivas y de los diferentes  fenómenos explicados por éstas, los cuales son relevantes de estudiar en insectos por las implicancias que tienen, tanto en la comprensión profunda de los conocimientos como en sus aplicaciones”, cierra el académico.

Crédito imagen: Francisco González.

Visto 466 veces Modificado por última vez en Jueves, 02 Enero 2020 17:06
Natalia Bobadilla

Lo último de Natalia Bobadilla